Sobre la Selección como excursión

Sobre la Selección como excursión

España perdió en Holanda por 2-0, pero no me quejaré de eso. Puede pasar, ¡cómo no! De lo que sí me quejo es de que Del Bosque no esté en un plan formal para reconstruir el equipo, con las ausencias conocidas y las sustituciones correspondientes por asentar. Eso de un equipo contra Ucrania y otro con nueve distintos en Holanda no me parece la manera de reencontrar el equipo. Ni veo la necesidad de llamar a tantos para dos partidos ni mucho menos la obligación de que jueguen todos menos el tercer portero para que vuelvan contentos a casa. Estamos buscando un equipo, no estamos en un programa de excursiones.

Nueve cambios, decía, de la alineación de salida ante Ucrania a la de anoche. Seis de la que salió ayer a la que terminó. Si hay un plan, será muy a largo plazo, porque a corto no se ve. A mí lo que jugó ante Ucrania se me pareció mucho a lo mejor que puede poner España sobre el campo. Con la pega, a mi gusto, de que Koke no coge los hilos, de que no es el mismo que en el Atleti. Cuestión de tiempo, o no. Pero si no se insiste ni en la fórmula ni en él, difícil será que se suelte. Dentro del carrusel de entradas y salidas, Koke fue de los pocos que no repitieron. Me pregunto si esa es la mejor manera de afianzarle.

Por lo demás, el partido de ayer fue inútil salvo para bautizar a algunos nuevos internacionales, a los que hay que felicitar. Pero el grupo improvisado para la ocasión salió en tal desconcierto que en veinte minutos había perdido el partido. Luego con Holanda ganadora y España necesitada, más los Iniesta y Silva sobre el campo, la cosa mejoró, aunque eso sólo sirviera para poner de manifiesto la falta de remate. En fin, sexta derrota en los últimos once partidos. Pero eso no es lo que más me duele. Lo que más me duele es la sensación de pérdida de tiempo. La sensación de que esto es un grupo excursionista.