El Madrid pierde pero se rehabilita

El Madrid pierde pero se rehabilita

Ganó el Barça y se va a cuatro puntos, lo que le coloca como favorito para el título. Pero el Madrid sigue colocado. Porque está a cuatro puntos, que son dos empates, y mantiene el goal average particular. El Madrid tiene algo de qué lamentarse, porque durante buena parte del partido fue mejor, y hasta pudo irse al descanso con un par de goles de ventaja. Pero cuando pudo rematar el partido no lo hizo, y hasta encajó el 1-0 en una falta innecesaria de Pepe, mal defendida. Luego empató Cristiano. Para el Barça fue un alivio llegar al descanso sin daño. Pero se sentía desconcertado.

Y así siguió, con el Madrid acobardando a un Barça que no se sentía seguro. Bien Marcelo, bien Kroos, superior Modric, amenazante Cristiano... El partido olía a blanco cuando de repente se produjo una escapada de Luis Suárez, que resolvió con la serenidad de un gran ‘killer’. El gol lo favorecieron los dos buenos centrales del Madrid, que no se escalonaron, y Casillas, vencido demasiado pronto hacia el lado que no era. Fue un gol desconectado del partido y que tuvo un efecto demoledor sobre el Madrid. Durante diez minutos acusó el golpe. Y cuando se reponía lo que acusó fue la fatiga.

La acusó sobre todo Modric. Luego la acusarían los demás, los de uno y otro contendiente, hasta el punto de que el partido acabó en una especie de heroico intercambio de golpes y fallos. Pero antes de que se llegará a eso el Barça tuvo su oportunidad para cerrar un marcador rotundo. No lo consiguió. A Neymar y a Messi se les escaparon oportunidades claras, salpicadas entre llegadas del Madrid aisladas a las que respondió bien Bravo. El saldo fue un Clásico hermoso, de toboganes, agotador, que los dos pudieron ganar y los dos pudieron perder. Y que deja al Barça favorito, pero al Madrid rehabilitado.