Competición
  • Europa League
  • LaLiga SmartBank
  • Copa Argentina

Un récord llamado Cristiano Ronaldo

Un récord llamado Cristiano Ronaldo

Dieciocho victorias consecutivas, que empatan las del Barça de Rijkaard. Dado que el próximo partido es la visita del Ludogorets, es probable que el récord quede establecido más allá, a saber dónde. Vivimos un tiempo extraordinario. Grandes series de victorias en casa siempre se le han visto con frecuencia al Madrid, pero ganar también siempre fuera, en Liga o en Copa de Europa, es otra cosa. Refleja el poderío del equipo, un poderío que tanto da si se basa en el juego como si no. Esta racha la lanzó el Madrid jugando muy bien. Ahora, desde la caída de Modric, ya no juega tan bien, pero sigue ganando.

El récord tiene un nombre sobre todos, Cristiano Ronaldo, que ganó otro balón para su colección de Madeira. Hizo algo feo en el primer gol, que llegó de forma viciada, porque fingió un penalti e hizo picar a Undiano. En el descanso flotaba una sensación ominosa en el estadio. El Celta estaba jugando bien (aunque sin llegada, cosa atribuible sobre todo a Pepe y Sergio Ramos, enormes) y el gol dejaba cierta sensación de culpa. Pero luego Cristiano marcó otros dos, inobjetables. Ya suma 200 en Liga, 23 en ésta. He visto ganar pichichis a grandes jugadores con menos de esos goles.

Récord aparte, el partido confirmó una impresión que ya deslicé aquí hace una semana: Ancelotti está abusando de los titulares y se va notando. Ante el Celta cayó James, con lesión muscular. Era hasta ahora el jugador más utilizado de la plantilla y además se está sometiendo a esfuerzos mayores de los que se le exigían antes. Sin él ni Modric la construcción no podrá ser igual. Contará Illarramendi, y es necesario, como será necesario Khedira. Y Jesé y Chicharito. Y los suplentes de la parte de atrás. Hay mucho territorio a recorrer hasta el final de temporada y será entonces cuando más falta hagan los mejores.