El Barça pierde y se hablará de Piqué

El Barça pierde y se hablará de Piqué

Y de repente, perdió el Barça. No había perdido desde que llegó Luis Enrique, ni siquiera encajado un gol, pero ayer encajó tres. Luis Enrique tomó una decisión dura, dejar fuera a Piqué, y no faltará quien se lo recuerde. El primer gol viene porque David Luiz le gana por alto a Mascherano, como no podría ser menos. El segundo también llega por arriba, aunque ahí puso más Ter Stegen que nadie. El tercero, un balón desde la derecha que burla a los dos centrales hasta llegar al rematador. Esos goles que hacen pensar en Piqué destruyeron el buen juego del Barça, que hizo un partido de mérito.

Piqué fue uno de los que incomodaron a Luis Enrique, que pide a sus jugadores que se recojan a las once, al acudir en su día a la semifinal del equipo USA de baloncesto. Busquets se marchó en el descanso y fue titular en el siguiente partido. Los otros, Piqué, Rafinha, Alves y Neymar, o fueron al banquillo o a la grada. Hace tiempo ya de eso, pero Piqué sigue sin brillar como titular, cuando para los demás el arresto ya venció. Piqué está jugando menos que Mascherano y Matthieu. Algo no encaja entre él y Luis Enrique. Pero ayer se le echó en falta. En toda derrota queda bien el que no está...

También perdió el Athletic, pero eso ya no es noticia. El Athletic ha sufrido bajas demasiado serias en año y medio (Javi Martínez, Llorente y Herrera) como para no acusarlo. Lo peor es la deriva pesimista que esto puede provocar. Un desafío para Valverde. Hoy veremos al Madrid en Sofía, noche para descansos, rotaciones y es de esperar que para victoria clara, y al Atlético ante la Juve en el Calderón. Un partidazo. Jugará Moyá, por cierto. Oblak no hizo en Atenas lo bastante para desbancarle. Ayer fue un martes triste, hoy esperamos un miércoles más benigno. Es la Champions, que habita entre nosotros.