Competición
  • Champions League

Xavi tiene mala cara y Toni Nadal mete la pata

Xavi tiene mala cara y Toni Nadal mete la pata

‘Xavi gate’. El Barça se perdió en el laberinto defensivo del Málaga y Lucho no se acordó de que en el banquillo estaba Xavi. El futbolista que acostumbraba a descifrar el camino en la espesura ya no tiene la brújula, o al menos eso cree su entrenador. Gestionar el ocaso de los jugadores históricos es peliagudo, ¡no hablemos del asunto Casillas!, y si el de Terrassa sigue teniendo un papel tan secundario en el Barça, habrá tiranteces. Lucho, que otra cosa no, pero valiente es, intuye que Xavi le puede ganar todavía alguna batalla pero no la guerra. Su guerra es que Munir, Sandro, Rafinha y otros nuevos se ganen un puesto en el primer equipo. Y que Messi gane partidos, claro.

¡Gracias, Simeone! El contundente inicio del Valencia y el Sevilla nos tiene a todos ilusionados. Que estos dos grandes puedan competir por unirse al Atlético en su lucha con los todopoderosos es una bendición para nuestro campeonato. El camino lo abrió Simeone en el Manzanares con su mensaje de esfuerzo, trabajo y dedicación. El Cholo revivió a un muerto y su ejemplo resulta motivador para los que vienen por detrás. Y primero van a por el Atleti.

La madurez de Cristiano. CR7 ya no es un niño, va camino de la treintena y ni su cuerpo ni su mente son los de hace un par de años. En lo físico sigue siendo una bestia, inalcanzable cuando salta o esprinta, pero ha empezado a dosificar esfuerzos porque sabe que la exuberancia pasará. En lo humano, “las personas crecen con sus errores y yo he crecido con los míos”, lo dice el mismo Cristiano en el libro de Mario Torrejón El Di Stéfano de nuestro tiempo.

Toni Nadal y su mal gusto. La reacción de Toni Nadal contra el nombramiento de Gala León ha sido desproporcionada y prepotente. Y me refiero a lo deportivo. Lo del vestuario y la poca ropa es un ramalazo machista, sorprendente en una persona de su edad, sólo tiene 53 años, que ha viajado tanto por el mundo. Aún está a tiempo de disculparse.

Problemas para el Athletic. ¿Quién dijo que fuera a ser fácil? Estar en la liguilla de la Champions, jugar dos partidos por semana, habiendo perdido referencias los últimos años (Javi Martínez, Llorente, Herrera) y teniendo que tirar de Lezama... La cara de Valverde denota angustia en el banquillo, pero el público de San Mamés tiene que ser indulgente y paciente. Es lo que hay.

Comentarios

Comentarios no disponibles