ART, ilusionante oportunidad para jóvenes pilotos

ART, ilusionante oportunidad para jóvenes pilotos

Madrid

Ángel Burgueño sabe mucho de carreras de coches. Fue un piloto de gran talento (de esos que quizá no estuvieron en el momento justo en el lugar adecuado) y desde que dejó la competición activa se ha dedicado a apoyar a jóvenes valores del kárting español. Su trabajo no ha pasado desapercibido para una escudería del relumbrón de ART, que ha decidido poner en sus manos su representación en España. El asunto tiene más enjundia de la que pudiera parece en principio, sobre todo en los tiempos que corren. Despuntar en el automovilismo de base se ha convertido casi en una utopía para economías familiares que, salvo contadas excepciones, no pueden soportar semejantes cargas. Así que tener ocasión de disfrutar del apoyo de un gran equipo resultará un aliciente incuestionable para muchos.

Serán sólo los mejores, por supuesto, los que quizá, sólo quizá, lleguen a contar con una oportunidad tan valiosa. Es el proceso de selección propio del mundo del deporte, de la competición. Pero si este proyecto sirve para que una sola carrera deportiva de un chaval prometedor no se vea truncada por la falta de recursos habrá merecido la pena. Ya estamos acostumbrados a asistir a la progresión de pilotos de programas de promoción de escuderías como Red Bull, Ferrari o Mercedes. Es el nuevo estilo de hacer cantera en el automovilismo moderno, donde las enormes inversiones exigen las mayores garantías de éxito. Opciones como la de ART, que se cimentan desde el karting, también disfrutan de un potencial significativo, por lo que debemos felicitarnos de que Burgueño haya conseguido atraerles hasta nosotros.

Comentarios

Comentarios no disponibles