Temas del día

Altintop, un regreso sin reproches

Altintop, un regreso sin reproches

En lo que fue de verano a otoño de 2012 Hamit Altintop pasó de ojeador con ficha de los partidos del Madrid a titularísimo, que diría Pellegrini, en el Galatasaray. En su nuevo destino, casi patria chica (nació en Gelsenkirchen, Alemania, pero defiende la camiseta de Turquía, tierra de sus padres), ha jugado 22 de los 27 partidos de Liga y siete de los ocho de Champions League. Y el Galatasaray es el líder del campeonato turco y cuartofinalista de la máxima competición europea. Estamos ante un buen futbolista que no fue lo suficientemente bueno para el Madrid, con el que participó en sólo once partidos durante toda la temporada. En los últimos 17 de Liga, los de la verdad, sólo jugó 46 minutos. Y tampoco estuvo en el doble duelo ante el Bayern. Vino para ser suplente y exageró mucho su papel. Con Mourinho pintó muy poco. Y la grada, en cierto modo, le vio como un dique a los canteranos.

El Madrid está al alcance de muy pocos y en ello reside su grandeza. Ahí chupan banquillo campeones del mundo como Albiol; megaestrellas de la Premier League, como Modric; banderas de un país (ahora menos), como Benzema, y hasta Balones de Oro en edad de merecer, como Kaká. También resulta sencillo perder el sitio al mínimo descuido (Pepe, Marcelo, Iker Casillas). Así que Altintop no tiene nada que reprocharse y tampoco el Madrid, que es favorito mañana por cosas como esta: lo que a él le sobra es imprescindible casi para cualquiera.

Comentarios

Comentarios no disponibles