Algo más psicológico que físico

Algo más psicológico que físico

Sahin no acaba de coger la forma idónea para alcanzar su máximo rendimiento deportivo en su nuevo equipo. Una lesión con esguince de grado II de rodilla tiene una evolución de tres meses como máximo para su total recuperación, y desde luego a los cuatro meses no quedan secuelas de ningún tipo en una lesión de esta índole. Viéndole evolucionar en el terreno de juego, no hemos observado minusvalía alguna que nos hiciera sospechar que no esta totalmente recuperado.

Sin embargo, en el caso de este jugador, como de otros muchos jóvenes que cambian de equipo, ciudad y país, y de costumbres, comidas y horarios, existe con mucha frecuencia un periodo de adaptación psicológica al medio, que les impide un rendimiento deportivo total. Ya dijimos el año pasado lo mismo de Benzema y nuestro pronostico se cumplió, ya que este año es un jugador diametralmente opuesto. Su rendimiento ha aumentado sustancialmente. Así pues, en el caso de Sahin mi opinión es que se trata de un proceso de adaptación a su nuevo equipo y a la ciudad. Creo que hay que tener paciencia si queremos que el jugador despliegue todo su potencial futbolístico.