Amoedo y otras desgracias

Amoedo y otras desgracias

No es mi estilo responsabilizar directamente de un resultado al árbitro de un partido, pero lo de anoche se describe por sí solo. Amoedo Chas le dio al Elche el balón de oxígeno que más necesitaba y en el mejor momento. El Valladolid jugó muy bien hasta el 1-1, fue claramente superior. La desgracia del error de Javi Jiménez pasó factura, pero el empate al descanso hubiera sido también un buen resultado. Sin embargo, Amoedo Chas pitó una falta que no era y el Elche hizo el segundo gol. Un error imperdonable cuando hay tantas cosas en juego.

Los astros se confabularon contra Abel y los suyos. Imagino la desesperación del técnico al ver cómo un buen partido se va al traste por un error de su portero, con un gran error del árbitro y por un casi autogol de Jordi. Enhorabuena al Elche, pero esta vez no pasó de ronda el mejor y sí aquel al que los dioses del fútbol protegieron.