Víctor Valdés, Javi Martínez y el Mundial

Víctor Valdés, Javi Martínez y el Mundial

La lista de veintitrés definitiva (salvo lesión no deseable) presenta finalmente a Víctor Valdés como uno de los tres porteros, en perjuicio de Diego López. O sea: Casillas, Reina y Víctor. Son los tres mejores de España, y los que juegan en el fútbol de más altos vuelos. La presencia de Víctor era reclamada por los que estimaban injusta su exclusión, dado lo evidente de su categoría, y discutida por los que consideran que el tercero va en realidad 'a no jugar' y que lo mejor es que sea un portero de futuro, que no achuche, que no dé lugar a polémicas, que se conforme con placearse. Esto último era lo usual.

Del Bosque cambia en ese sentido una línea tradicional y creo saber por qué: Casillas necesita cierta presión. No la tiene en el Madrid, apenas la tiene en la Selección, donde se da por hecho que Reina, por muy bueno que sea, es 'su' suplente. Víctor es una novedad, y una novedad tremenda. Se trata del portero del Barça, coleccionista de títulos y de 'zamoras' y en gran estado de forma. En realidad, no es un tercero, sino un aspirante a primero. Creo que Del Bosque le lleva con esa idea: con la de apretar a Casillas y, a las malas, tener una solución estupenda si el número uno no recobra el nivel que se le exige.

Tres más se han filtrado en la lista final. Llorente por Negredo, justicia evidente. Ha hecho una gran temporada y supera al sevillista en optimismo, estatura, goles y juego. Pedro va por Güiza porque pone gol, juego por fuera y compenetración con muchos miembros del grupo; Güiza siempre rindió, pero el de Pedro es un caso claro de jugador que pide a gritos la Selección. Y lo mismo Javi Martínez, turbina del Athletic, que entra en la plaza del malherido Senna, todo el año a medio gas. Javi Martínez tiene en perspectiva otro premio: el Madrid. Florentino le ve como el Vieira que en su día quiso tener y no pudo.