Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • Liga Endesa ACB
  • Premier League
  • Serie A
  • Bundesliga
  • Liga Portuguesa
  • Liga Holandesa
LaLiga Santander
LaLiga SmartBank
Lugo Lugo LUG

-

Albacete Albacete ALB

-

Liga Endesa ACB
Iberostar Tenerife TEN

-

Movistar Estudiantes EST

-

Casademont Zaragoza ZAR

-

Herbalife Gran Canaria CAN

-

San Pablo Burgos BUR

-

Joventut Badalona JOV

-

Coosur Real Betis BET

-

Unicaja MAL

-

Liga Holandesa
Fortuna Sittard Fortuna Sittard FSI

-

Vitesse Vitesse VIT

-

Feyenoord Feyenoord FEY

-

Heerenveen Heerenveen HEE

-

Twente Twente TWE

-

Groningen Groningen GRO

-

AZ Alkmaar AZ Alkmaar AZ

-

Willem II Willem II WII

-

Diez años quedan enterrados en Hamburgo

Diez años quedan enterrados en Hamburgo

Fue a cuatro minutos del final de la prórroga: un buen pase de Jurado paralelo a la línea de banda, hasta el fondo, para el Kun Agüero; entonces éste repitió lo que había hecho varias veces durante el partido, provocar una avería en el área mediante regates cerrados, con ese estilo tan suyo, tan pegado al suelo, tan difícil de atajar, y así hasta el pase a Forlán, quien de tacón la puso en el segundo palo. Un gol hermoso y difícil para una final apasionante que el Atlético podía haber resuelto bastante antes. Porque fue mejor que el Fulham, pero ya se sabe: donde esté el Atlético siempre hay que esperar la emoción hasta el final.

Ese gol del uruguayo pone fin a diez años malos, los que median desde aquel descenso terrible e inesperado hasta estos días. Unos años de penuria en los que el Atlético casi dejó de creer en sí mismo. Años que alimentaron teorías victimistas, de complacencia en el fatalismo, una especie de masoquismo maldito que desdecía de la verdadera esencia del club: un club grande, hecho para ganar. No tan grande quizás como otros, pero concebido con todo el derecho a aspirar a serlo. Esa filosofía negativa que empieza a parecer desde anoche mismo un recuerdo lejano.

Hoy los atléticos volverán a Neptuno. Quizá el miércoles que viene regresen a esa misma plaza. Los tiempos malos han pasado. El 'We are the Champions' ya no es patrimonio del Madrid o del Barcelona, es propiedad compartida legitimamente por este club que está en mejores manos de lo que parece y que ha salvado de una vez por todas un bache que estuvo a punto de confundirle. Los que le conocemos de hace tiempo celebramos ver al Atlético de nuevo con el aspecto con el que siempre le conocimos: el de un club competitivo, ambicioso y ganador. Un club que piensa de nuevo en un doblete.