Ribéry también está loco por la música

Ribéry también está loco por la música

Ribéry también está en el radar, y ya vemos que está loco por la música. Ayer lo dijo en L'Equipe. Con él, Florentino completaría un póker de galácticos en tiempo récord con una característica especial: si lo consigue habrá arrebatado a cada una de las otras cuatro grandes ligas su gran figura del momento. Repasemos: Cristiano de la Premier, Kaká del Calcio, Benzema de Le Championnat y Ribéry, Dios mediante, de la Bundesliga. Es el tipo de alardes que le gustan a Florentino, porque cada fichaje de esos es un trueno mediático que se traduce en los beneficios económicos que hacen sostenible el proyecto.

Un alarde, desde luego. Pero algo así contrasta con la larga sequía de la cantera del Madrid, que apenas produce desde hace mucho. Estos días estamos viendo en A Coruña el torneo de Fútbol 7 Alevín que se solía celebrar en Brunete, rebautizado como torneo Blue BBVA y trasladado junto a la Torre de Hércules. El papel del Madrid ha sido decepcionante. No vamos a culpar al grupo de Florentino de ello... o quizá sí. Con la salida de la gente de Del Bosque y la intromisión de Ramón Martínez la cantera se secó. El equipo de Michel no acertó o no tuvo tiempo, pero el caso es que el Madrid cojea de ahí.

Casillas, Raúl y Guti son de antes del florentinato. También Etoo y Cambiasso, a los que dieron salida. Luego, nada. Se trabajó para dar escaparate a los productos de Quilón y nada más. Me explico mal que Florentino vuelva a entregar la cantera a los mismos que hicieron aquel estropicio. Y así, mientras el Barça tiene los tres mejores de su campeonísimo equipo (Xavi, Messi e Iniesta), más otros varios titulares, hechos en la cantera, el Madrid tiene que comprarlo todo. Me gustan los galácticos, me gustan mucho. Pero falta una compensación de cantera que no veo que esté en camino.