El mayor espectáculo del mundo

El mayor espectáculo del mundo

Así se anunciaba, enfáticamente, el Circo Americano cuando yo era niño: "El mayor espectáculo del mundo". Hubo hasta una película, de buen ver, con el mismo título. Pero hace tiempo que otro espectáculo, generado desde la vieja Europa, lo ha desplazado: el fútbol. Y en fútbol no hay nada que pueda ofrecerse hoy por hoy como esta final entre el Barça y el Manchester United, dos históricos en plenitud. Campeones distanciados en las dos mejores ligas, poseedores de los dos mejores jugadores del momento, uno en cada equipo, y contraste de dos estilos diferentes, toque y velocidad.

Una final así es una magnífica propaganda para el fútbol, y aunque sé que este periódico lo leen muchísimos madridistas no está de más para nadie entusiasmarse con un partido así. Y con este Barça. Es el Barça de Xavi, Iniesta y Puyol, tres tipos ejemplares y tres de los grandes activos de la Selección que ganó la Eurocopa. Los dos primeros, además, transmitieron su estilo de su club a la Selección y llevan tiempo y tiempo explicando el fútbol como un juego de habilidad e ingenio, en el que el músculo o la estatura no son tan importantes como el talento.

Un Barça así merece ser aplaudido por todos. Hay toro enfrente, claro que sí. Y las cosas se le complican un poco al Barça, que tiene que parchear una defensa en la que faltan Alves, Márquez y Abidal, tres de los cuatro titulares. Iniesta llega justito, eso me preocupa más. Enfrente hay un equipazo, rematado por Cristiano Ronaldo. Con su defensa íntegra e Iniesta en plenitud, no habría las dudas en las apuestas que ahora hay. Pero, con todo, veo al Barça favorito, porque juega al fútbol muy bien, exageradamente bien, y con eso se puede ir a cualquier parte. Este Barça sólo necesita un partido como el de hoy para terminar de entrar en la leyenda.