Temas del día

La distancia entre el "es" y el "será"

La distancia entre el "es" y el "será"

Un solo ser nos falta y todo está despoblado". Este verso del poeta Alphonse de Lamartine coge sentido especial cuando se aplica a la relación de dependencia que Francia sigue teniendo con Zidane. Casi tres años después de su retirada, los franceses seguimos teniendo mono de Zizou. De ahí esta obsesión por encontrar a su digno sucesor. De ahí las múltiples proyecciones casi psicoanalíticas que se han sucedido en los últimos tiempos viendo jugar a los que podrían recibir el apodo de "nuevo Zidane".

Con Gourcuff lo hemos encontrado, y la ilusión por volver a disfrutar de una magia comparable a la del ex madridista es palpable. Pero esta legítima comparación ha de quedarse en un contexto bien definido, el de la edad. Hay una diferencia entre el "es" y el "será". Gourcuff, de 22 años, se parece muchísimo a Zidane... pero cuando éste último también tenía 22 años. Nadie puede asegurar que seguirá los caminos de éxito que Zizou, nadie puede impedir que, quizás, se convierta en un Ferreri o en un Vercruysse, que fueron los "nuevos Platinis" antes de realizar carreras mediocres. Pero nadie nos puede quitar, de momento, esta maravillosa esperanza...