Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • Liga Endesa ACB
  • Premier League
  • Serie A
  • Bundesliga
  • Ligue 1
  • Liga Portuguesa
  • Liga Holandesa
LaLiga SmartBank
Girona Girona GIR

-

Lugo Lugo LUG

-

Liga Endesa ACB
Monbus Obradoiro OBR

-

Coosur Real Betis BET

-

Movistar Estudiantes EST

-

Casademont Zaragoza ZAR

-

Kirolbet Baskonia BAS

-

Joventut Badalona JOV

-

Liga Holandesa
Vitesse Vitesse VIT

-

Feyenoord Feyenoord FEY

-

Groningen Groningen GRO

-

Utrecht Utrecht UTR

-

Waalwijk Waalwijk WAA

-

Heerenveen Heerenveen HEE

-

Sparta de Rotterdam Sparta de Rotterdam SPR

-

Heracles Heracles HCL

-

Estas leyendo

El reto compartido de Eddie Redmayne y el Barça

OSCARS 2016

El reto compartido de Eddie Redmayne y el Barça

El reto compartido de Eddie Redmayne y el Barça

Omar Vega

Omar Vega/Invision/AP

Desde 1994, ningún actor ha conseguido ganar dos veces consecutivas el Oscar que reconoce el mejor papel protagonista masculino

Oscars 2016 online en vivo

El cine y el fútbol no se llevan bien. En España, lo más parecido a un beso entre los 35 milímetros y el cuero son los cameos de Guti, Helguera, Casillas o Fábregas en la saga del superhéroe patrio, Torrente, sin olvidar El penalti más largo del mundo o Días de fútbol. The Damned United, Hooligans o Quiero ser como Beckham son tres puntales en una lista paradójicamente corta ante la pujanza del balompié a los dos lados del Atlántico.

Eso sí, aunque sea por separado, estas dos disciplinas artísticas son ejes imprescindibles en nuestra sociedad. Orbitamos en torno a Cristiano Ronaldo, Leonardo DiCaprio, Messi, Matthew McConaughey, Neuer, Christian Bale, su ‘primo’ Gareth… A los componentes de los universos idealizados tendemos a pedirles el ‘más difícil todavía’. En el cine lo hacemos en los Oscar. En el fútbol, en la Champions League.

Desde 1994, ningún actor ha logrado alzarse con la estatuilla que reconoce al mejor papel protagonista dos veces consecutivas. Tom Hanks ya era una estrella reconocible del firmamento ‘hollywoodiense’, gracias a sus interpretaciones en Big o La hoguera de las vanidades, a finales de los ochenta. En 1993 alcanzó la gloria al interpretar a un homosexual enfermo de VIH en Philadelphia. Tom Hanks se lució de la mano de Antonio Banderas y escoltado por Denzel Washington, sus principales compañeros de reparto.

Entonces, se impuso a Liam Neeson y Daniel Day-Lewis, protagonistas en las gigantescas La lista de Schindler y En el nombre del padre. Un año después venció a Morgan Freeman (Cadena Perpetua) y a John Travolta (Pulp Fiction) gracias a su zénit artístico, Forrest Gump. Así, Tom Hanks alcanzó una gesta de la que tan solo podía presumir Spencer Tracy, ganador del Oscar en 1936 y 1937. El último actor que estuvo realmente cerca de conseguirlo fue Russell Crowe, nominado por Una mente maravillosa un año después de triunfar como el extremeño Maximus Decimus Meridius de Gladiator.

Ahora, una década después, Eddie Redmayne podría concatenar dos estatuillas consecutivas como mejor actor. El año pasado se impuso gracias a su interpretación de Stephen Hawking en La teoría del todo. Este actor inglés de 34 años sucederá a Tom Hanks si ve recompensado su papel en La chica danesa. La cinta de Tom Hooper no es ni mucho menos la favorita a mejor película, terreno casi vedado para El renacido, pero sus dos protagonistas, Alicia Vikander y Eddie Redmayne, sí tienen posibilidades. El camaleónico actor británico, que ya se lució en Los miserables y resucitará el universo de Harry Potter en noviembre, firma un papel magistral, cargado de matices y profundidad.

Otra competición anual gafada para repetidores es la Champions League. El AC Milan de Arrigo Sacchi es el último que consiguió encadenar dos entorchados consecutivos, tras vencer en 1989 a los rumanos del Steaua de Bucarest y en 1990 a los portugueses del Benfica. Van Basten, Rijkaard, Gullit y Maldini conquistaron la ‘orejona’ dos veces seguidas, algo que no lograron ni el Real Madrid de Del Bosque ni el Barça de Guardiola.

Precisamente es la escuadra catalana, liderada por Luis Enrique, la que este año aspira a igualar la gesta que los italianos lograron mientras empezaba a caer el muro de Berlín. Precisamente fue en la capital alemana donde Messi y compañía derribaron a la Juventus el año pasado. Los azulgranas, como Eddie Redmayne, podrían destrozar un récord entre cuyos enemigos se encuentran el Arsenal o el Atlético de Madrid. Dos equipos disfrazados de Leonardo DiCaprio, aspirantes y finalistas en el pasado, siempre frustrados por un rival de enjundia, vestido de azulgrana o de blanco, como Matthew McConaughey al recoger la estatuilla que no coronó a El lobo de Wall Street.

0 Comentarios

Para poder comentar debes estar Registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?

También te puede interesar