NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

MOTOGP | GRAN BRETAÑA

Oportunidad de oro para Aleix

El de Aprilia llega a Silverstone, donde logró el primer podio para su fábrica, a 21 puntos de un Quartararo que deberá cumplir sanción en la carrera inglesa.

SILVERSTONEActualizado a
Aleix, con la Aprilia en Assen.
MotoGP

El Mundial de MotoGP vuelve a la carga este fin de semana tras un largo parón veraniego, demasiado largo, exactamente de cinco semanas por la cancelación de Finlandia, que estaba previsto para el 10 de julio . Lo hace con el GP de Gran Bretaña, la primera de las nueve citas que le quedan a la temporada 2022 y ésta en el mítico trazado de Silverstone se presenta importantísima para los intereses de Aleix Espargaró y de Aprilia, para comprobar de verdad si pueden aspirar al título o todo quedó en un sueño.

Y es que el de Granollers llega a 21 puntos en la general del liderato que ostenta Fabio Quartararo, en un circuito en el que le dio el año pasado a su fábrica su primer podio en MotoGP, por lo que se puede asegurar sin miedo a equivocarse que va de maravilla en esta pista, la misma en la que el francés ganó el año pasado, pero con el hándicap en esta ocasión de estar obligado a cumplir una injusta sanción en forma de Long Lap Penalty (vuelta larga).

El de Yamaha se cayó en la quinta curva de la quinta vuelta de la cita anterior, en Assen, y se llevó con él involuntariamente hasta la grava a Aleix, donde no se cayó de milagro, regresó al asfalto decimoquinto y protagonizó una espectacular remontada que le llevó hasta la cuarta plaza, dejando un doble adelantamiento para la historia, a Binder y Miller, en la chicane de entrada a meta.

El panel de comisarios que capitanea el cuestionadísimo Freddie Spencer decidió sancionar al campeón después de hablar con él a la conclusión de la prueba. Quartararo y Yamaha se enfadaron mucho, con razón, y se les pasó por la cabeza recurrir la sanción en el TAS (el tribunal de arbitraje deportivo), algo que finalmente no hicieron.

Con este panorama, Aleix tiene ante sí una oportunidad de oro en un circuito que se le da bien y en el que su gran rival en la pelea por el título perderá, de entrada, entre dos y tres segundos por esa absurda sanción innecesaria por tratarse de un claro lance de carrera, pero doctores tiene la Iglesia, claro. Que a nadie le extrañe que estemos ante la última temporada de Spencer en su cargo, porque tiene descontentos a muchos equipos y en todas las categorías, principalmente por un criterio volátil que les vuelve locos. El más duro con él, en Montmeló, fue Rins, que llegó a decir que era demasiado viejo para ocupar semejante puesto. Por cierto, que Álex al fin afrontará un GP este año sabiendo dónde correrá el próximo curso, porque ya es oficial que lo hará con el LCR Honda, box que deja Álex Márquez para subirse a una Ducati de Gresini.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?