NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

MOTOGP | TEST DE SEPANG

Márquez: “No estamos para ganar un Mundial”

“Con neumático usado voy a un nivel similar al de las otras Ducati y con neumático nuevo es donde me sacan más”, dice.

Actualizado a
Marc Márquez.
FAZRY ISMAILEFE

Transmite tranquilidad Marc Márquez en sus declaraciones tras la segunda jornada de test para MotoGP en Sepang. Tras 72 vueltas acumuladas de trabajo, el 14º puesto final a un segundo de la cabeza ocupada por Enea Bastianini no le preocupa lo más mínimo. En su primera aparición con la Ducati en esta pista, en su tercer día al manillar de la Desmosedici GP23, porque ya estuvo uno en Valencia, siente que aún no está para atacar el crono, pero sí para coger sensaciones y empezar a tener un buen ritmo de carrera. Le contaba su hermano Álex, compañero de box este año en el Gresini Racing, que lo que más le costó a él en su día fue el time attack, el exprimir al máximo el neumático nuevo blando trasero. Anuncia que lo intentará un par de veces en la tercera jornada, pero tampoco le preocupa hasta dónde le llevará, porque ahora está a otra cosa...

“Va bastante bien. Estoy bastante contento de cómo ha ido hoy. He podido ya dar vueltas, quizá demasiadas. Se me acaba de subir el pectoral. (Sonríe). Creo que mañana lo voy a notar, pero lo he sentido así y, por la tarde, en vez de hacer el time attack he querido hacer una tanda de diez vueltas seguidas, para hacer una carrera esprint e ir entendiendo la moto, que es lo que necesito ahora. A nivel de ritmo no va mal y me va saliendo bastante bien, pero aún fallo más de lo normal. A nivel de ‘time attack’ es lo que me está costando más aquí. Me está costando entender cómo hacer el tiempo y es donde cambia más respecto a lo que estaba acostumbrado hasta ahora. A nivel de ritmo, con usadas son muchas más vueltas y en el time attack sólo son dos. Es ahí donde tengo que ir entendiendo un poco más, poco a poco, con entrenos y carreras, ver cómo sacar el máximo rendimiento del neumático blando”, empezó diciendo el octacampeón.

Su hermano Álex ya le adelantó qué sería lo que más le iba a costar: “Mi hermano me lo ha dicho hoy y me lo dijo ya en el invierno, que lo que más le costó fue entender el time attack. A final de temporada fue cuando empezó a ser constante en la Q2, pero a principio de temporada estaba fuera. Es ahí donde intentaré mejorar. Mañana por la mañana intentaré dos time attacks para ir entendiendo dónde está el límite y cómo sacar el máximo rendimiento del neumático trasero, que es lo que me está costando más. Con neumático usado voy a un nivel similar al de las otras Ducati y con neumático nuevo es donde me sacan más”.

Por muy buena que sea la Ducati, para Marc es normal un tiempo de adaptación a esta moto y a cualquiera, por estas razones: “Todas las motos son fáciles hasta un tiempo, luego, cuando quieres ir más rápido de ese tiempo, es cuando se hace difícil. Cuando llegas a una fábrica, por mucho que hayas conseguido en el pasado, ahí pilotos que conocen la moto, que van rápido y que son campeones del mundo y luchan por victorias, no es sólo la moto sino que también son ellos. La moto va bien y a nivel de ritmo voy cómodo y mejor, bien posicionado. Aún voy rígido, pero me sale bien. El tema es que para sacar esas décimas todas las motos tienen sus secretos y eso es lo más difícil de conseguir”.

En su balance general del segundo día de ensayo, dice que “siempre se puede ir más rápido, pero también se puede ir más lento. La última vuelta me ha salido 58.9, lo que es bueno, porque mi time attack ha sido 58.1, con lo que hay poca diferencia y significa que en el time attack aún tengo que sacar un poco más. La carrera esprint ha ido bien aunque he hecho un pequeño fallo, en medio de una vuelta, y me he ido al 59 medio, pero creo que ha salido un buen simulacro, constante y estable”.

Como se ve, se están cumpliendo inicialmente sus pronósticos: “Ya dije que la expectación es muy alta, pero yo en todo momento soy realista y vengo de los tres o cuatro años más difíciles de mi carrera deportiva, donde yo tampoco he rendido a mi máximo nivel, y tengo que encontrar otra vez la confianza. Los que hablan de arrasar, que se olviden. Habrá carreras que acabe el diez, otras el quinto y otras que ojalá más adelante, pero habrá carreras en las que toque sufrir. Poco a poco. Por mucho que cambies la moto y haya aire fresco, necesito mi tiempo y ver si puedo conseguirlo, porque a lo mejor tampoco se consigue. El cambio lo hice en su día para buscar motivaciones y seguir competiendo, no para otra cosa”.

Y añade en este sentido: “Esperaba esto. Lo que no me esperaba era lo de Valencia. Eso no es lo normal cuando coges una moto nueva sino esto, muy lejos en el time attack y más cerca en el ritmo de carrera. Ahora con calor sufro un poco más y con fresco un poco menos, pero es lo normal. No sé qué pasará mañana en este circuito, pero hasta octubre no volvemos y cuántas veces ha pasado que aquí ha acabado primero un piloto que luego no ha hecho ni podios durante la temporada. Eso ha pasado muchas veces, pero eso no quita que será una temporada en la que tengo que ir cogiendo confianza. Habrá circuitos en los que se sufrirá mucho y otros menos”.

Cómo remate, se vuelve a descartar para ganar este Mundial que arrancará el fin de semana del 8 al 10 de marzo, en Qatar: “No hay que cometer errores, pero hay que ser rápido, aunque de momento no puedo pensar en eso porque no estamos para ganar un Mundial”.

Normas