NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

INDYCAR

Ganassi confirma a Palou para 2024

“Estará en nuestro coche, eso es seguro”, dijo el propietario del equipo tras proclamarse el piloto español bicampeón de la Indy en Portland.

Actualizado a
USA8784. PORTLAND (OR, EEUU), 03/09/2023.- Fotografía cedida por IndyCar donde aparece el piloto español Álex Palou (i), junto al dueño del equipo de IndyCar Chip Ganassi, Floyd Ganassi (d), mientras celebra su victoria en el Gran Prix de Portland hoy domingo en el circuito internacional de Portland, Oregón. Floyd Ganassi, dueño del equipo de IndyCar Chip Ganassi, definió como "especial" al piloto Álex Palou, que se proclamó campeón de la temporada 2023 con su victoria de este domingo en Portland (Oregón, EEUU) y confirmó que el español seguirá en su coche el próximo año. EFE/James J. Black/IndyCar /SOLO USO EDITORIAL /NO VENTAS /SOLO DISPONIBLE PARA ILUSTRAR LA NOTICIA QUE ACOMPAÑA /CRÉDITO OBLIGATORIO
James J. BlackEFE

Álex Palou celebra en estos momentos su segundo campeonato de la IndyCar, logrado en Portland tras una incontestable victoria, la quinta del curso, que convierte la última cita de la temporada, la de Laguna Seca (10 de septiembre) en un mero trámite. La doble corona del español ha traído además un poco de claridad sobre su futuro, oscurecido tras su anuncio de no seguir en McLaren y la decisión de éstos de llevarle a los tribunales.

Fue Chip Ganassi, propietario del equipo, quien puso luz sobre el asunto: “El año que viene estará en nuestro coche, eso es seguro”, explicó a la NBC nada más acabar la carrera de Portland, para destacar en medio de la felicidad la conjunción perfecta de su piloto, coche y equipo: “Los mecánicos saben lo que hacen. Los que diseñan el coche para hacerlo rápido saben lo que hacen, los estrategas... Cuando esto se combina con un piloto que sabe lo que está haciendo, es algo formidable y difícil de superar. Incluso nos resulta difícil superarnos”. Y razón no le falta a Ganassi, ya que han ganado 10 campeonatos de 16 desde la reunificación de la serie en 2008. Y tres de los cuatro últimos son suyos. Y dos de esos, 2021 y 2023, de Palou: “Él es especial, lo notamos en su primer fin de semana, hace tres años, sabíamos que era especial”.

Tan especial que con un amplio margen para afrontar las dos últimas carreras, el propietario del equipo desveló lo que le dijo Palou antes de tomar la salida en Oregón: “Vamos a sentenciar esto hoy con una victoria”. Y dicho y hecho. Una seguridad propia de uno de los pilotos que ya es de los mejores en la historia de la Indy: dos títulos, nueve victorias en sus primeras 63 carreras, 24 podios y 44 veces dentro del top-10. Unos números que llaman la atención. Sin ir más lejos, solo hay dos pilotos con mejores registros que el español en sus primeras 63 comparecencias: Mario Andretti y AJ Foyt con 17 y 11 triunfos, respectivamente. Por detrás, Will Power con 7 y Scott Dixon y Michael Andretti con 5.

“Ha sido un fin de semana fantástico. Hemos tenido coches muy rápidos. Sabíamos que teníamos que ir a por ello y hemos corrido como el resto de la temporada. Muy orgulloso de estar en el victory lane y superorgulloso del segundo campeonato, del 15º título del equipo. Es lo que queríamos”, decía el bicampeón, que no se olvidaba de su equipo y daba continuidad a las palabras de Ganassi sobre su permanencia en el equipo: “Nunca pensé que sería campeón de la IndyCar y serlo dos veces sienta genial. Es como un sueño. Tuvimos coches rápidos en todas las carreras y hemos podido maximizar nuestros resultados incluso en los fines de semana malos, y terminar aquí en Portland con una victoria es increíble. No puedo agradecer lo suficiente a estos chicos y chicas, que me han dado las herramientas que necesitaba para ganar. Seguiremos adelante”.

De momento, la aventura americana de Palou tendrá continuidad en 2024. Y en el horizonte, una cita que se le resiste: las 500 Millas de Indianápolis, donde en este 2023 hizo la pole y mantenía todas sus opciones de victoria hasta que le empotraron en la calle de boxes. Pero habrá revancha.