F1

Una fiesta nacional

El GP de España recibirá a "más de 100.000 espectadores" este fin de semana en Montmeló. Santamaría, director del Circuit, cuenta los detalles del evento.

0
Una fiesta nacional
Clive Mason - Formula 1 Formula 1 via Getty Images

El lleno no es técnico, porque aún queda un número mínimo de entradas por vender después de que el Circuit de Barcelona-Catalunya instalara tribunas desmontables que no se habían utilizado en los años recientes y designara butacas de visibilidad reducida a menor de precio. Pero casi la totalidad de los tickets para asistir al GP de España se agotaron hace meses (como ha sucedido en la mayoría de trazados europeos para 2022) y este fin de semana se espera una fiesta nacional en la Fórmula 1 con Carlos Sainz luchando por el podio, algo que nunca había sucedido en casa, y Fernando Alonso, de vuelta ante su hinchada.

Se superará el centenar de miles de aficionados, augura en conversación telefónica con AS el director del Circuit, Josep Lluis Santamaría. "El domingo seguro que serán más de 100.000. Las entradas son abonos de tres días y yo, como aficionado, aprovecharía el máximo de un espectáculo de estos, desde las 8 de la mañana. La gente, por tradición, viene a la F1, pero hay show suficiente para los tres días con las W-Series, Fórmula 2 y Fórmula 3, con carrera ya el sábado aparte de la clasificación de F1. Además, quienes tengan el abono pueden visitar el pit-lane el jueves con los garajes abiertos".

Son cifras que no se encontraban "desde 2008 o 2009, el récord estuvo en 2006 o 2007 pero después vino la crisis y empezó el bajón de asistencia a todas las competiciones". El peso del aficionado español se hace notar: "De los datos que controlamos nosotros directamente, aquellos que han comprado la entrada en nuestra web, el porcentaje nacional supera al extranjero. Dentro del extranjero, se destacan Reino Unido, Francia y Países Bajos. Grada naranja, grada azul, grada roja... las aficiones darán colorido al circuito".

Accesos y comida

Para los afortunados con entrada, Santamaría recomienda viajar al circuito (a 18 minutos de Barcelona) en transporte público: "Desde la Estación del Norte de Barcelona se puede ir con autobuses de la compañía Sagalés directos al circuito. En tren de Cercanías hasta Montmeló, a la salida de la población hay unos autobuses de enlace. Taxis, medios privados y el que venga en coche, que sea consciente de que, si no ha comprado previamente el ticket del párking, no lo va a poder dejar, porque si no tendrán que aparcar en poblaciones más lejanas”. Además, este año incorporarán más soluciones gastronómicas para la hora del bocadillo: “Tenemos dieta mediterránea, vermutería, arroces, barbacoa... queríamos salir de la comida rápida y el bocadillo típicos en un espectáculo deportivo con menús asequibles, no disparatados, y se han habilitado zonas con sombra porque se prevé un fin de semana muy caluroso".

Será un 52º GP de España especial, el primero después de dos ediciones sin aficionados en las tribunas, dentro del nuevo contrato del Circuit con la F1 extendido hasta 2026. ¿A quién hay que dar la enhorabuena? "A todo el mundo, a las administraciones por su apoyo, a la gente del circuito por pensar que esto tenía que ser una forma de dar continuidad y adaptar la infraestructura a las necesidades actuales, al siglo XXI. Las renovaciones a corto plazo te obligaban a negociar para el año siguiente en cuanto acababas la carrera. Pero cinco años te permiten actualizar el circuito, ya hemos acabado una segunda fase de obras y empezaremos en diciembre con una inversión importante en el tema energético, con paneles fotovoltaicos y acumuladores". Solo falta un gran resultado deportivo a la altura del evento.