F1 | BÉLGICA

Alonso y el detalle que puede ser crítico en la carrera de Spa

Los pilotos apenas tienen gomas de agua nuevas para la carrera. "No somos tan competitivos en mojado", resume sobre el Alpine en Bélgica.

Spa Francorchamps
0
Fernando Alonso (Alpine). Spa-Francorchamps, Bélgica. F1 2021.
XPB / James Moy Photography Ltd

Al corrillo de españoles en el ‘paddock’ de Spa-Francorchamps les cambió el gesto cuando Alonso recordó un detalle: "¡No hay ruedas suficientes!". Con lluvia en los entrenamientos y la clasificación, la mayoría de pilotos apenas tendrá un juego nuevo de neumáticos intermedios, que parece la goma ideal para la carrera. Los equipos cuentan con cuatro sets de intermedios y tres de lluvia extrema para el fin de semana. En condiciones de lluvia, el intermedio dura unas 15 vueltas y si el asfalto se seca, puede destrozarse en cinco. Recurriendo a juegos usados, con ‘blisters’, planos o desperfectos, a más de uno se le pueden hacer eternas las 44 vueltas de la carrera de hoy (15:00 horas CET, Dazn F1), con diferencias enormes en el ritmo entre quienes monten un neumático fresco o utilizado previamente.

El asturiano charló con AS antes, tras la Q2, y puso énfasis en su vuelta de salida: "Tuve que gastar los neumáticos y parte de la batería antes de empezar la cronometrada porque salimos tarde y me quedaba sin tiempo, llegaba a tres segundos del corte". Aunque el resultado no habría sido muy diferente, "podría ser décimo o undécimo". En Alpine apostaron por un ‘set-up’ intermedio, entre el seco y el mojado, pero se quedaron a medio camino.

"No somos tan competitivos en mojado como en seco y es una de esas carreras en las que tienes que tener suerte. En algún punto habrá que cambiar a (neumáticos de) lluvia extrema, o seco, y si viene más lluvia a los tres minutos tienes que hacer una parada extra. Tenemos que ser rápidos e inteligentes cuando tomemos decisiones y al final también tener suerte. Pero sí, veremos qué podemos hacer. No fue un buen sábado, no es una buena posición de partida y tenemos que mejorarlo para sumar algunos puntos", comentó Alonso a este medio.

El GP de Bélgica se presume abierto porque puede llover a lo largo de la tarde y salpicar con paradas en boxes y cambios de estrategia una carrera. Es un circuito de coche, no de piloto, y a la larga los Red Bull y Mercedes tomarán aire en la lucha por el podio. "Habrá varias paradas, cambios de condiciones de pista, de seco a mojado y viceversa, algunos coches apostarán… habrá muchas posibilidades, eso creo, pero no sabes hasta que empieza la carrera porque igual tenemos un domingo soleado. Que se repita lo de Hungría con ocho coches fuera en la primera curva es poco realista, es algo único. Será una carrera más normal y espero que por una vez seamos nosotros los que tenemos suerte", zanja el asturiano.