MOTOGP | GP DE ESTIRIA

Reunión entre el manager de Raúl Fernández y el Petronas

Jordi Arilla y Razlan Razali cenaron anoche en el Ristorante-Pizzeria dal Marinaio, en Knittelfeld, a diez kilómetros del Red Bull Ring.

0
Reunión entre el manager de Raúl Fernández y el Petronas
YVES HERMAN REUTERS

El mercado de MotoGP para la temporada 2022 aún está en ebullición y uno de los nombres del momento es el de un Raúl Fernández que, aunque tras su victoria en la carrera anterior de Moto2, la de Assen, dijo que se quedaría seguro un año más en la categoría intermedia, sin embargo protagoniza movimientos para subir a final de año a la clase reina...

Del último ha sido testigo por casualidad AS, ya que ha coincidido a la hora de cenar en el mismo restaurante en el que se han reunido el representante del piloto, Jordi Arilla, y el jefazo del equipo Petronas Yamaha, Razlan Razali. Había un tercer miembro en la mesa, como acompañante de Arilla, pero no hablamos con ninguno, por no interrumpir y porque tampoco hacía falta para darse cuenta de que vuelve a estar vivo el posible fichaje del piloto de San Martín de la Vega por el equipo satélite de la casa de los diapasones. Es algo, además, de lo que ya habían negociado en el pasado sin éxito, concretamente hasta que KTM dejó claro que se oponía a perder gratis a su nueva joya, al tiempo que el equipo malayo no iba a pagar el medio millón de euros que existe de cláusula para romper el contrato que une al novato de Moto2 con la fábrica austriaca.

El lugar escogido para su encuentro fue el Ristorante-Pizzeria dal Marinaio, en Knittelfeld, a diez kilómetros del Red Bull Ring, coincidiendo con un panorama muy diferente al de antes de Assen y Sachsenring, que es cuando habían hablado. Semanas después, el devenir de los acontecimientos ha cambiado mucho, porque con la salida voluntaria de Maverick Viñales del equipo oficial Yamaha, con contrato en vigor un año más, el elegido para sustituirle es Franco Morbidelli. Ese movimiento, unido a la retirada de Valentino Rossi, deja ahora mismo a la estructura de Razlan Razali sin ningún piloto en el box en estos momentos, con lo que tener que pagar medio millón por liberar al mayor de los Fernández igual ya no es tan caro.

El madrileño gusta mucho en Yamaha por su extraordinario debut en Moto2 y por su estilo de conducción, fino a la vez que rápido, de los que podría adaptarse a la M1 a las primeras de cambio, tal como pasó a otros pilotos en el pasado, como Quartararo, Zarco o Lorenzo. A ver en qué queda la reunión de anoche, pero lo cierto es que pocos pilotos más atractivos que Raúl puede haber ahora mismo para el Petronas Yamaha.