F1

Alonso: "A partir del segundo, todos pierden"

El asturiano, en un encuentro con medios españoles en Barcelona: “Cuando no estoy con un volante en las manos me siento un poco vacío”.

Barcelona
Fernando Alonso compareció ante la prensa en Barcelona
J. M. Rubio

Fernando Alonso (Oviedo, 39 años) viajó a Barcelona para participar en una convención de Renault España y se encontró, en la Fira, con un grupo de medios españoles, entre ellos AS. ¿Una carrera para esperar más de Alpine? “Por romanticismo, Hungría”. El asturiano repasó la actualidad de la Fórmula 1.

—Al hilo del duelo Russell-Bottas para subirse a Mercedes. ¿Puede un piloto, como Hamilton, vetar a su compañero en la F1?

—(Aclara que no se refiere a Mercedes, Hamilton o Russell). No está mal para empezar. Pienso como todos, un piloto no tiene la opción de elegir quién es su compañero. Lo aceptas y nunca hay problema en ese sentido, aunque no sé la situación que tienen en Mercedes, ni me interesa.

—¿Se divirtió durante el duelo contra Russell en Austria?

—¿Me divertí? Sí, es un subidón, el sexto de Bakú también. Pero es un sexto. Está muy bien celebrar un sexto, un quinto o un podio, pero en el deporte, como he dicho otras veces, o ganas o pierdes. El primero gana y a partir del segundo, pierden todos. No puedes centrar tus logros en un sexto o décimo puesto. Son pequeñas metas, pero el deportista quiere ganar.

—¿Qué le sucede a Ocon? Era muy fuerte en las primeras carreras y está un paso por detrás en los grandes premios más recientes.

—No lo sé. En las primeras carreras, Esteban hizo un trabajo muy bueno y sacaba un gran partido al coche con prestaciones, el sábado, que yo no alcanzaba. Era un poco de adaptación, por mi parte, quiero pensar que me faltaba a la hora de sentir los neumáticos. Pero ahora estoy más contento y cómodo y no sé si ha coincidido con que él esté más incómodo, o es una progresión natural de todos en las primeras carreras. Hay que recordar que es el primer año de Tsunoda, que Ricciardo va y viene en cuanto a rendimiento, Vettel… no sé qué le sucede exactamente a Esteban, pero será súper competitivo pronto.

—¿Qué espera de las carreras al sprint en Silverstone?

—Me gusta probar cosas nuevas, es un formato que puede traer sorpresas. Veremos cómo va en Silverstone y seguro que habrá retoques para los dos eventos siguientes, incluso la F1 dice que es una prueba. Veo mejorable la crono, porque seguimos teniendo una hora, Q1, Q2 y Q3, será muy difícil que cambie un poco el orden de la clasificación. Los más rápidos saldrán primeros el sábado, quedarán así más o menos en esa carrera y luego llegas al domingo.

—¿Se puede soñar en 2022?

—En 2022, soñar… es gratis. Trabajo con esa ilusión, yo y todos en Alpine. Puede haber una mezcla de cartas en el deporte y ¿por qué no nosotros? Pero… no quiero titulares sobre ser campeones del mundo en 2022, porque luego hacemos quintos, está muy bien y parece una decepción (ríe). No estaría aquí si pensara que el año que viene estaré en la parte trasera de la parrilla.

—¿Cómo se motiva un piloto que ya lo ha conseguido todo?

—Viene de hacer lo que más me gusta en el día a día. Cuando no estoy con un volante en las manos me siento un poco vacío. Me di cuenta cuando dejé la F1 de que cada fin de semana me encantaba conducir. Después de hacer el Dakar, volver a la F1 me parecía un reto interesante. Cuando me marché, tenía otros retos en la cabeza, me llamaba la atención o me ilusionaban Le Mans, Daytona, Indianápolis o el Dakar. Una vez hechos esos retos, el reto más grande es volver a la Fórmula 1 e intentar volver a ganar y estar al máximo nivel. Te motivas solo.

—¿Sigue la evolución de Álex Palou en la IndyCar?

—Sí, claro, es un fenómeno y este año lo veo campeón. Es el más constante, el mejor, y me alegro muchísimo porque tener un español joven que triunfa en la IndyCar es bueno para todos. Abre los ojos a las nuevas generaciones del kárting. La F1 está muy bien, pero hay sólo veinte pilotos y no todos puede llegar ahí. La IndyCar o el WEC son fantásticos también, hay mucho motor.