MOTOGP | GP DE CATALUÑA

Enésimo cambio en el box de Maverick: Galbusera por García

Yamaha ha anunciado el relevo del jefe de mecánicos del español, que llega "de mutuo acuerdo", y que evidencia falta de estabilidad.

Montmeló
Enésimo cambio en el box de Maverick: Galbusera por García
motogp.com

Yamaha ha anunciado fruto de una decisión "de mutuo acuerdo" el relevo de Esteban García por Silvano Galbusera como nuevo jefe de mecánicos de Maverick Viñales, lo que supone el enésimo cambio alrededor del catalán en el box del equipo oficial de la casa de los diapasones. Aunque éste sea el cambio menos achacable de todos a Mack, eso evidencia falta de estabilidad a su alrededor y eso es algo que se traslada a la pista, porque lo mismo es capaz de ganar la carrera inaugural, como este año, que desaparecer del podio en las cinco carreras siguientes.

Esteban García, con el que mantiene una buena relación y con el que fue campeón de Moto3 con el equipo Laglisse de Jaime Fernández Avilés, llegó al box de Maverick en 2019 para relevar de su cargo al veterano Ramón Forcada, el mismo que supone desde entonces una bendición como jefe de mecánicos para Franco Morbidelli en el equipo Petronas Yamaha SRT. Además del técnico madrileño, también llegó a su lado como coach a Julián Simón, al que mantiene y el mismo que relevó a Wilko Zeelenberg, siendo recolocado también en el Petronas y con notable éxito.

Otros cambios importantes de Maverick han sido más de ámbito personal, entrando y saliendo de su box en diferentes épocas su padre, Ángel, con mucha influencia en él, y despareció la temporada pasada Álex Salas, que había sido hasta entonces su mano derecha dentro y fuera de los circuitos. Además, para la temporada 2021 decidió también cambiar de representante, con lo que Paco Sánchez, que le dejó firmado un gran contrato con Yamaha hasta 2022 inclusive, quedó fuera de su equipo y entró en él Giovanni Balestra como nuevo manager.

Visto desde fuera, el principal problema de Maverick esta temporada se llama Fabio Quartararo, que con la misma M1 que él y desde el mismo box está liderando el Mundial de MotoGP con 24 puntos de ventaja sobre Johann Zarco, lleva tres victorias en su haber, un tercero y ha sido capaz de puntuar en las seis carreras disputadas hasta ahora. Hay quien dice que anda bajo de moral y que tiene problemas de concentración, algo que se explica en los altibajos que experimenta en su lista de resultados. En Mugello estrenó el pasado viernes su paternidad con el mejor crono en la FP1 y luego el sábado la pifió al cortar en la última curva, porque no se coló sino que cortó, cuando venía con tres cascos rojos para liderar la Q1 y ganarse el pase a la Q2. Eso le costó quedarse fuera de la sesión definitiva y salir decimotercero para la carrera, remontando después hasta la octava plaza, un resultado pobre para un piloto con potencial para luchar por el título, y más cuando fue su compañero Quartararo el que ganó la carrera, con 17.2 de ventaja sobre él.

A ver si todo cuadra ahora con Galbusera, cuya última aparición en el Mundial de MotoGP fue como técnico de Valentino Rossi antes de que éste decidiera cambiarle por David Muñoz, la temporada pasada, y Yamaha recolocara al técnico italiano en su equipo de pruebas.

Cuando llegó el turno de hablar de Maverick, se le preguntó sobre esto y sobre si entiende que Yamaha esté sondeando el mercado, a lo que fue realista: "Hombre, es claro, es que si yo fuera Yamaha también lo haría. Tengo una persona en la que he invertido mucho y no está dando los frutos que realmente espera… Yo también lo haría, yo también tantearía y haría lo que fuera. Eso está claro, en este mundo vales lo que has hecho en tu última carrera. Yo he visto un gran cambio en Yamaha, tengo mucha confianza puesta en ellos, y creo que a día de hoy es una moto que puede ganar el Mundial, que puedo estar ahí luchando, y que va fuerte. Lo conseguimos en Qatar. La única diferencia que veo de Qatar a las carreras es que en Qatar pudimos hacer cinco días de tests, y en las otras carreras son 40 minutos, 40 minutos, y se hace mucho más difícil encontrar la puesta a punto. Así que creo que la estrategia de Yamaha es poder darme la oportunidad para tener el mismo potencial que tuve en Qatar. Yo creo que esa es la idea básica del cambio y del equipo. Y por supuesto estoy con ellos, si no me adapto a la moto es lo que hay, pero con este cambio de estrategia puedo ver que Yamaha confía en mí, confía en mi potencial y confía en que lo puedo hacer. Así que vamos a ver".

Sobre su relación con Esteban, el piloto dice: "Con Esteban he hablado, y de un modo positivo. Al final con él tengo una gran relación, también fuera de este mundo del motor. Con Yamaha tengo una confianza, y ellos este año me han demostrado confiar mucho en mí. Sigo la estrategia que están marcando ellos, y veremos si así puedo sacar el máximo potencial, algo que sólo he podido mostrar en Qatar, y seguramente en Le Mans".

Respecto a Silvano Galbusera, asegura que "realmente Yamaha cree que Galbusera puede tener lo que necesito, lo que me hace falta para rendir al máximo. Va a ser hasta final de año, es una apuesta de Yamaha, y en lo poco que he podido trabajar con Silvano me he encontrado bien. En el test pudimos trabajar todo el equipo juntos y no fue mal, realmente conseguimos hacer cosas. Vamos a ver, con paciencia, quizás nos cuesta uno, dos o tres carreras, no lo sé. Pero lo importante es conseguir una buena base y al final un set up, porque para mí es complicado, porque muchas veces no me adapto a la moto, o a las circunstancias, pero empiezo el FP1 muy fuerte y vamos hacia atrás. Entonces queremos cambiar esa tendencia, e igual empezar igual de fuerte el FP1, pero ir in crescendo, no al revés. Así que esa es la idea y la estrategia de Yamaha. Hice 47.1 en el FP1 en Mugello y luego en carrera fui incapaz de hacerlo… Y creo que es porque el fin de semana no había ido como debía ir, y es algo en lo que Yamaha quiere trabajar y realmente me quiere dar la oportunidad de sacar el máximo".

Y sobre aquello que decía que era importante tener un entorno a su medida, construirlo, que cuesta mucho, y que lo pudo hacer, pero que ahora Yamaha le cambia una pieza clave de ese entorno, dice que "está mal enfocado eso de Yamaha te quita… Realmente es todo lo contrario, lo que Yamaha quiere hacer es ayudarme, ayudarme a encontrarme, a encontrar un set up, una base, y de ahí construir hacia arriba. Lo único que está intentando Yamaha con esto es ayudarme a sacar mi máximo potencial. Y es en lo que estamos trabajando. Así que, ¿resta? Sí, porque Esteban es mi amigo, y estaba bien con él. Pero Yamaha invierte mucho en esto y quiere que sus dos pilotos estén en el top".