F1 | MÓNACO

La pole ciega a Ferrari: Leclerc abandona por avería

El piloto sufrió un accidente en clasificación pero su equipo no quiso sustituir la caja de cambios para evitar una penalización. Al salir a la parrilla sintió el problema.

La pole ciega a Ferrari: Leclerc abandona por avería

“No competimos, Michael, amigo”. Laurent Mekies, director de operaciones de Ferrari, confirmó a Masi con un mensaje triste, doloroso, que retiraban el monoplaza de Charles Leclerc antes siquiera de empezar la carrera. El monegasco se estrelló después de lograr la pole y su coche tenía daños importantes, algunas piezas se cambiaron pero otras, que acarreaban penalización, se mantuvieron confiando en que no comprometieran la fiabilidad del SF21. Ferrari arriesgó porque su piloto salía desde la pole, porque una sustitución de la caja de cambios hubiera incluido cinco puestos de sanción en la parrilla.

Pero Leclerc se subió al Ferrari para dar las vueltas de calentamiento y regresó directo al pit-lane jurando en monegasco, porque sabía que ese Fórmula 1 no estaba listo para la ocasión. La causa oficial del abandono es una avería en el eje de transmisión que no se puede reparar antes de que se apaguen los semáforos. En la noche del sábado, varias fuentes del garaje de Ferrari aseguraron a AS que la caja de cambios podía estar tocada porque el golpe, que provocó una bandera roja en clasificación. e impidió mejorar a Verstappen, Bottas o Sainz, había sido fuerte.

La primera posición de la parrilla cegó al equipo de Maranello, que debió conformarse con los puntos y abandonar las esperanzas de victoria si es que la rotura era evidente. La decepción de Leclerc era total en la parrilla, presente para escuchar el himno de su país pero no para tomar la salida en el gran premio que se corre a pocos metros de su casa. Sainz, cuarto en la recta y tercero virtual, a falta del poleman, se queda así como única esperanza rossa en el asfalto de Montecarlo.