EXTREME E

Zarpa el barco de Extreme E

El St. Helena, el centro de operaciones del campeonato, sale de Liverpool con todos sus coches con destino a Arabia Saudí, lugar de su primera carrera.

El St. Helena, el barco de Extreme E.

Es imponente, como pudimos comprobar de primera mano en AS en enero de 2019, cuando estuvo amarrado en el Támesis de Londres. Allí asistimos para la presentación de Extreme E y el inicio de su viaje significa que el pistoletazo de salida está cada vez más cerca. Nos referimos al St. Helena, el barco con el que el campeonato de SUV’s eléctricos se moverá por todo el mundo. Su primer destino es Arabia Saudí, en concreto el puerto de Yanbu, y hacía allí ha zarpado para tener todo listo de cara a su primera carrera en el desierto del Al Ula (3-4 de abril).

El St. Helena actuará como centro de operaciones porque en él viajan los vehículos de los diez equipos que finalmente participarán en su primera temporada, además de todo lo necesario para poner en marcha un certamen así: los neumáticos, las carpas que formarán los boxes, el podio, los equipos de televisión, el sistema de energía de hidrógeno que cargará los coches... Todo ello y más tiene cabida en la reformada embarcación que cuenta con 62 camarotes, dos salones, un restaurante de 80 plazas y una cubierta exterior de 100 plazas en la que trabajará una tripulación de 50 personas.

"Hoy me siento extremadamente orgulloso. La partida del St. Helena marca el inicio de su nuevo viaje. La primera temporada de Extreme E ya está oficialmente en marcha", comentaba Alejandro Agag, fundador y CEO del campeonato en el acto de que hicieron sobre la cubierta del barco antes de que zarpase desde Liverpool. "Este ha sido un proyecto enorme y realmente está irreconocible desde cuando lo compramos en 2018", añade. Desde allí, le esperan de 17 a 20 días para llegar a Arabia Saudí cruzando el Mediterráneo. Comienza la aventura.