MOTOGP

Fausto Gresini, sedado tras un nuevo empeoramiento

El italiano, jefe de Gresini Racing en MotoGP, sufrió "un repentino empeoramiento en la noche del viernes" según cuenta su hijo, pero "se mantiene estable".

Fausto Gresini.

El expiloto italiano Fausto Gresini, director del equipo Gresini Racing de MotoGP hospitalizado por coronavirus, fue "sedado de forma profunda" tras un repentino empeoramiento en sus condiciones y se encuentra actualmente estable, aunque con una grave inflamación pulmonar, según informó este lunes su hijo, Lorenzo Gresini.

"Llevaba algunos días sin escribir a causa de un repentino empeoramiento en las condiciones generales ocurrido en la noche entre el viernes y el sábado. Ahora la situación se mantiene estable, con valores suficientes. Papá ha sido sedado de nuevo de forma profunda", escribió Lorenzo Gresini en la red social 'Facebook'. "Se empezaron las terapias para combatir la grave inflamación pulmonar", agregó.

A principios de la semana pasada los médicos habían notado unas ligeras pero constantes mejorías en Gresini. El excampeón del mundo de 125 c.c (1985 y 87), de sesenta años, dio positivo en COVID-19 poco antes de las vacaciones navideñas y, tras pasar un periodo inicial de aislamiento en su domicilio, ingresó el 27 de diciembre en el hospital Santa Maria della Scaletta, en Ímola.

Pocos días después fue trasladado al centro especializado Maggiore Carlo Alberto Pizzardi de Bolonia, donde ingresó en la Unidad de Cuidados Intensivos con niveles muy bajos de saturación de oxígeno en la sangre, fue inducido a un coma farmacológico y recibió una intubación endotraqueal para ayudar a la oxigenación de los órganos, según se informó entonces.