FÓRMULA 1

McLaren reafirma su estrategia

Seidl apoya la doble parada en Sakhir que dejó a Sainz cuarto, a un paso del podio. "Checo estaba a otro nivel", dice el jefe a AS. El MCL35 no puede con Racing Point.

Carlos Sainz (McLaren MCL35). Bahréin, F1 2020.
Pool / Getty Images / Giuseppe Cacace

McLaren se despide, prácticamente, del tercer puesto en constructores después de que Pérez (1º) y Stroll (3º) subieran al podio de Sakhir. Desde el muro de Woking fijaron su estrategia en contener a Kvyat y Ricciardo, pero a Carlos Sainz se le escaparon el mexicano, su compañero y Ocon, y otro podio que pudo ser y no fue. El madrileño, aun así, terminó satisfecho con su carrera en Bahréin. Pero da la sensación de que, una vez más, no capitalizaron una carrera loca a su favor por no tomar ciertos riesgos a la hora de efectuar los pit stop. Aunque, por prestaciones puras, el MCL35 no da para más frente a rivales mucho más sólidos en este final de temporada. 

Andreas Seidl, jefe de McLaren F1, hizo balance del gran premio con AS. ¿Hubiera sido más certera la estrategia a una parada? "Viendo cómo se desarrolló la carrera, les funcionó a Esteban (Ocon) y a Lance (Stroll). Pero probablemente porque se beneficiaron de los tiempos del coche de seguridad, es entonces cuando Carlos debía llegar a ellos con el último juego de neumáticos nuevo y hubiera tenido ventaja. Es difícil analizar si hubiera marcado la diferencia en una carrera normal. En cualquier caso debemos dar la enhorabuena a Checo, estaba volando, demostró de lo que es capaz y contra eso no podíamos competir. Con él no hubiéramos podido, estaba a otro nivel".

"No tuvimos buena suerte para luchar contra el Renault y el segundo Racing Point por los coches de seguridad. Carlos hizo un buen trabajo en la carrera y extrajo todo lo que había. Mantuvo detrás a Daniel (Ricciardo), Kvyat y Albon". El madrileño fue cuarto y Norris, décimo a pesar de estrenar motor. No hubo ritmo en el MCL35, muy afectado por el viento en Bahréin. "En el caso de Lando tendremos que analizar por qué no pudo ir al mismo ritmo de Carlos, estamos investigando la razón", concluye el ingeniero alemán.

"Nuestro coche es competitivo, pero no tanto"

Ahora son cuartos en el campeonato de constructores con cierta ventaja sobre Renault, aunque visto lo visto, no es suficiente. "El resultado es decepcionante porque nuestros rivales directos sumaron muchos puntos y a nosotros nos faltó mucho. Pero esto funciona así, hay que resetear y pensar en Abu Dhabi, donde tendremos una última oportunidad si hacemos un buen fin de semana, si tenemos a nuestros dos coches en Q3 y si evitamos problemas de fiabilidad. Espero una gran lucha allí", dice Seidl, que no se sorprende: "Racing Point es más rápido, claramente. Si tienen un fin de semana limpio es difícil luchar contra ellos. Nuestro coche es competitivo, más que el año pasado, pero no tanto".

En cuanto a Sainz, se aclara su situación en la clasificación de pilotos: aventaja en diez puntos a Lando y ya es séptimo, a sólo uno de Leclerc. Y no estaría nada mal para sus intereses acabar la temporada 2020 sexto, por encima de su futuro compañero de equipo en Ferrari.