F1

Ferrari prepara un motor renacido para Sainz y Leclerc

"El propulsor de 2021 está ahora en el dinamómetro y pienso que la retroalimentación en términos de rendimiento y fiabilidad es muy prometedora", asegura Mattia Binotto.

Ferrari prepara un motor renacido para Sainz y Leclerc
AFP7 vía Europa Press AFP7 vía Europa Press

Motor, aerodinámica y parte trasera del monoplaza. Estos son los tres pilares, dependientes entre sí, que están focalizando toda la atención de los técnicos de Ferrari para intentar regresar el próximo año a la parte delantera del Mundial de Fórmula 1 y luchar regularmente por los podios antes del mayúsculo cambio reglamentario que sufrirá el 'Gran Circo' a nivel deportivo, financiero y técnico en 2022.

Preguntado por el primero y quizá el más importante de estos estribos, ya que en Maranello cifraron a principios de la temporada que un 70% del déficit del SF1000 en comparación con el Mercedes W11 provenía del propulsor transalpino, Mattia Binotto ha confirmado en la página web oficial del campeonato que a pesar de las limitaciones para realizar pruebas en el dinamómetro, los primeros datos que le han hecho llegar el departamento comandado por Enrico Gualtieri son muy prometedores en términos de rendimiento y fiabilidad.

"Actualmente, no tenemos el mejor motor y creo que el próximo año podríamos tener una unidad de potencia completamente nueva por el reglamento. En Ferrari hemos invertido mucho en desarrollar el motor para 2021 y 2022. El motor está ahora en el dinamómetro y pienso que el feedback en términos de rendimiento y fiabilidad es muy prometedor. Tenemos limitaciones en cuanto al dinamómetro para 2021 y depende de nosotros ser eficientes en la forma en la que estamos planeando todas las pruebas y ser incluso creativos. Pero creo que aunque tengamos limitaciones en las operaciones en dinamómetro hay espacio para la mejora y, por lo que puedo ver hoy, estoy contento con los resultados", ha señalado el director del Cavallino Rampante.

Un arduo trabajo de desarrollo que ha tenido la semana pasado el impulso extra del ingeniero suizo, ya que Binotto decidió ausentarse del GP de Turquía 2020 para supervisar personalmente estos progresos al norte de Italia. Buenas noticias para Carlos Sainz, que en la cita celebrada en Imola reconoció publicamente que lleva sintiendo toda la temporada el apoyo de la Scuderia a pesar de que aún faltan varios meses para que se ponga al volante de la máquina roja.