FÓRMULA 1

Alonso pilotará el Renault RS20

El equipo prepara un 'filming day' en Barcelona para el asturiano que apunta al próximo martes, aunque no es oficial. Habrá más test con el coche de 2018.

Alonso sentado en un monocasco de Renault en la fábrica de Enstone.

Fernando Alonso pasó el martes de nuevo por el simulador de Enstone y ultima los detalles para subirse al Renault RS20 en un 'filming day' que prepara la escudería, la próxima semana y en el Circuit de Barcelona-Catalunya. Las fuentes oficiales del equipo evitan hacer comentarios "por ahora", aunque nadie lo desmiente. Apunta al próximo martes, adelantó Movistar, y sería la primera toma de contacto del asturiano con un Fórmula 1 desde el test de Bahréin en abril de 2019, cuando se subió al McLaren MCL34 para seguir el programa de pruebas de Pirelli.

Desde entonces, ha corrido en Indianápolis, Le Mans o el Dakar con coches de muy diferentes características, y ahora trabaja en el regreso a su especialidad. Los filming day son test muy limitados: apenas 100 kilómetros con los neumáticos de exhibición de Pirelli, pero es la mejor forma de adquirir experiencia sobre un monoplaza muy similar al que tendrá en 2021. Renault trabaja en paralelo para que Alonso pilote el RS18 de hace dos temporadas en otro circuito europeo con un programa más extenso. El test de final de curso en Abu Dhabi es más complejo: sólo será una jornada y para pilotos jóvenes sin experiencia en la F1. Será difícil que la FIA autorice la presencia del bicampeón, de 39 años, antes de su regreso oficial con Alpine Renault en las próximas dos campañas.

Tampoco hay muchas más posibilidades para hacer sitio a un test. La semana que viene es libre y Montmeló queda de paso entre Nurburgring y Portugal, donde se correrá en la siguiente. Los camiones de Renault tendrán que hacer una parada. Después hay un test de neumáticos también en Portimao y más competición en Ímola antes de dirigirse a Estambul y el Golfo para finalizar 2020. Además, en 2021 los test de pretemporada serán más limitados, apenas tres jornadas en una misma semana, un problema que perjudicará a Carlos Sainz si empieza la temporada con pocos kilómetros al volante del Ferrari. Se pueden celebrar en Bahréin dos semanas antes del primer gran premio del año en Sakhir. Aunque las escuderías prefieren Barcelona porque les permitiría volver a la fábrica y preparar piezas nuevas antes de poner los coches definitivos en el asfalto.