AUTOMOVILISMO | INDYCAR

Palou: "El coche es muy bueno y puedo ganar la Indy 500"

El barcelonés de 23 años aspira a lo máximo en la mítica carrera del domingo en la que saldrá séptimo: "Nuestro puesto de salida demuestra el potencial".

Palou: "El coche es muy bueno y puedo ganar la Indy 500"
Chris Owens EFE

Álex Palou está completando una excepcional temporada de debut en la IndyCar. El barcelonés de 23 años ya sabe lo que es subir al podio y pelear por la pole de la Indy 500. Este domingo afronta con optimismo su debut en la 'Gran Carrera Americana', una cita mítica del automovilismo que nunca ha inscrito el nombre de un piloto español en el trofeo. El piloto del Dale Coyne Racing quiere ser el primero y se enfrentará a los 32 rivales, entre los que estará Fernando Alonso, sin miedo y con ambición. Antes de la batalla atendió a AS.

-Para ser su debut en la Indy 500 casi hace la pole...

-Sí, (ríe). Ya tenía el 'feeling' de haber estado en un óvalo en Texas e Iowa y de esta forma llegaba a Indianápolis habiéndome quitado un poco el traje de rookie. Sabía que teníamos un coche bastante bueno, aunque no me esperaba que fuera tan bueno ya que se ha visto que el nivel del coche aquí es muy superior al que hemos tenido hasta ahora. Eso demuestra el enorme trabajo que ha hecho todo el equipo. Desde la primera práctica estaba súper cómodo y también rodando en tráfico. Vimos que estábamos para luchar por la pole y aunque no lo conseguimos estuvimos luchando por ello hasta el final.

-Al final saldrá séptimo por algo externo, pero pese a la decepción de no lograr el éxito supongo que estará ilusionado para la carrera.

-Tuvimos un problema y sí, estaba fastidiado porque acabamos de perder una oportunidad de lograr la pole de la Indy 500 que no sabes si la vas a volver a tener en el futuro. Te da rabia, sobre todo al principio, pero los otros siete que como yo se quedaron sin ella pensarán lo mismo. Eso sí, a los dos minutos de quitarte el casco te das cuenta de que sales séptimo y eso es algo que diez días atrás habría firmado con los ojos cerrados y me habría costado creer. Además vimos que el coche iba muy rápido y de hecho logramos la mejor vuelta de toda la clasificación y eso me hace estar contento para la carrera.

-Sin rodeos, ¿aspira Álex Palou a la victoria?

-Por supuesto que es posible, igual que para los otros 32 participantes. Son 200 vueltas en las que pasan muchas cosas. Los pilotos de las tres primeras líneas tienen más posibilidades que el resto por lo visto en la clasificación y ahí estoy yo, por tanto claro que es posible ganar. El coche es muy bueno y nuestro puesto de salida demuestra el potencial, no nos hemos metido al final de rebote por una vuelta espectacular. Hemos demostrado ser súper competitivos en todas las sesiones, aunque también hay que ver cómo va en carrera frente a todos los rivales y metido en tráfico aunque no hay nada que indique que deba ir peor. También no se puede olvidar que sigo siendo rookie en la categoría y voy a estar peleando con pilotos muy experimentados que ya han ganado la Indy 500. Será duro, pero también al ser una carrera tan larga me permite estar aprendiendo y probando cosas durante los dos primeros 'pit stop' para estar a tope al final.

-La Indy 500 es una carrera muy larga en la que pasan muchas cosas y el éxito y el abandono siempre penden de un delgado hilo. Da la sensación de que antes de pensar en poder ganar hay que sobrevivir durante buena parte de la carrera.

-Sí, es un poco así. Con coches tan cerca en un óvalo a la mínima te vas fuera contra el muro. Se podría decir que son 150 vueltas de las 200 de supervivencia. Además este año los adelantamientos se complican mucho por el 'aeroscreen', por las condiciones de pista con 60 grados de temperatura en vez de los habituales 30 de mayo... Las cinco primeras vueltas tras los 'pit stop' serán clave cuando con neumáticos nuevos se intenten cosas que no se pueden hacer con gomas viejas como ir por fuera o adelantar al límite. Eso provocará seguro errores que se traducirán en abandonos. Mi estrategia es aprender al principio, sobrevivir al 75% de las vueltas y las últimas 50 ir a la guerra donde los 33 pilotos vamos a querer hacer lo mismo: ganar. Será muy entretenida para los aficionados, que lamentablemente no pueden asistir en directo, porque todos vamos a ir al límite. Pese a la falta de los fans en directo creo que es importante que se haya seguido adelante con la organización porque es necesario para equipos pequeños como el nuestro que viven de los patrocinadores y de los premios que consigues con la Indy 500. Ojalá sólo sea este año y en 2021 las gradas vuelvan a estar abarrotadas de público.

-¿Esperaba como rookie tener un año tan exitoso?

-Nunca esperas nada porque en cuanto hay algo que no encaja las cosas van de mal en peor, pero sí estaba en mente. Yo tengo contrato de un año por el momento y o te espabilas o te mandan a casa. Quizá no es lo esperado pero sí es lo que quería y pretendía. Es una temporada especial, muy reducida, sin test ni casi prácticas... En esa tesitura tan difícil sí me he sorprendido un poco por cómo lo estamos haciendo y los resultados que estamos sacando.

-32 rivales oara la gloria y uno más especial que el resto: Fernando Alonso. ¿Han hablado? ¿Cómo le ve?

-Aquí nos vemos continuamente y sí hemos hablado. Está con ganas. Chevrolet ha tenido algunos problemas en la clasificación respecto a Honda, pero está convencido que eso no pasará en la carrera y va a ir mucho mejor. Es especial que Fernando esté aquí, no sólo para mí, sino para todos los pilotos y equipos es muy bueno para el campeonato. Obviamente para mí sería muy especial quedar delante de Alonso y creo que tengo suerte de tener, al menos hasta el momento, un coche que es superior al suyo.