MOTOGP I DOCTOR CLAUDIO COSTA

"Un clavo hubiera acelerado la recuperación de Márquez"

"Marc no habría podido pilotar en el GP de Andalucía, pero no habría empeorado la situación porque todo alrededor permanece intacto", asegura el doctor Claudio Costa.

"Un clavo hubiera acelerado la recuperación de Márquez"
@marcmarquez93

Todo iba encaminado a convertirse en la mayor hazaña de Marc Márquez en el Mundial. El campeón acaba de remontar '12+1' posiciones en apenas 18 vueltas después de salirse yendo primero en el Gran Premio de España 2020. Hasta que llegó el fatídico paso número 22 por la curva 3 de Jerez-Ángel Nieto. Marc, tras cambiar a un mapa de menos potencia, salía por orejas de su RC213V a más de 149 kilómetros por hora, recibiendo un violento impacto de 25,98 fuerzas G (unidad que mide el incremento de la velocidad de un cuerpo generado por la gravedad) por parte de la rueda delantera de su Honda que le provocaría una fractura en el húmero derecho y la necesidad de visitar el quirófano del Hospital Universitari Dexeus de Barcelona.

Preguntado por la recuperación de Márquez, que el lunes 4 de agosto fue sometido a una segunda intervención para ponerle una nueva placa de titanio tras dañarse la anterior en un mal gesto doméstico abriendo una ventana en su residencia de Cervera, el doctor Claudio Costa afirma en 'Moto.it' que el piloto de Repsol Honda se recuperará en poco tiempo, si bien el proceso será algo mayor que en el caso de haberle colocado un clavo.

"En primer lugar, le deseo a Marc Márquez que todo salga bien, que pueda volver a correr, porque cuando corre hace soñar a la afición, da grandes emociones. Las operaciones en un mismo punto pueden generar condiciones que retrasen la recuperación de una fractura. Esta segunda cirugía se ha realizado para darle más estabilidad y permitirle ir en moto. La placa más grande, más tornillos, la estabilidad de la fractura o las tensiones en el húmero le permitirán recuperarse en poco tiempo, pero no en esos tiempos fantásticos a los que estábamos acostumbrados con el clavo", vaticina Costa.

El facultativo italiano, que en 1977 fundó la Clínica Mobile, en 1992 salvó la pierna derecha de Mick Doohan realizando una transfusión de sangre de la extremidad sana a la enferma y en 2016 se retiró después de 44 años al servicio de los pilotos, defiende que él habría apostado por esta pieza desde el inicio para fijar la rotura: "Está claro que la primera cirugía se hizo con placas y tornillos para no crear daños en el hombro ya lesionado por traumatismos anteriores. Pero una vez que la placa no ha funcionado y se ha dañado en el primer esfuerzo, habría recomendado correr un poco de riesgo y poner un clavo, para hacer un implante mucho más fiable desde el punto de vista traumatológico. Probablemente habrán pensado que con una placa más grande y más tornillos, el implante aguantará y habrán guardado el clavo como una opción de emergencia, pero un clavo hubiera permitido acelerar los tiempos. En el mejor de los casos, Marc no habría podido pilotar, pero no habría empeorado la situación porque todo alrededor del clavo permanece intacto. Pero si el piloto dice que quiere correr, quienes lo rodean deben elegir todo lo que sea mejor y útil para ponerlo en posición de poder realizar esta hazaña. Es correcto tomar precauciones, pero si Marc es un caballo que dice 'Saldré del quirófano y me subiré a mi moto...'".