FÓRMULA 1

¿Por qué reventaron las gomas de Hamilton y Carlos Sainz?

Pirelli investiga el suceso, que también afectó a Bottas. Entre los factores que influyeron: se forzó la vida útil del neumático y Silverstone es exigente.

Pinchazo en el neumático delantero izquiero de Carlos Sainz (McLaren MCL35). Silverstone, F1 2020.
ANDREW BOYERS

En apenas dos vueltas, Valtteri Bottas, Carlos Sainz y Lewis Hamilton vieron reventar su neumático delantero izquierdo en el GP de Gran Bretaña. Los dos primeros se quedaron fuera de los puntos, el tercero ganó la carrera al límite con una conducción magistral sobre tres ruedas. Como es lógico, el incidente concierne a los pilotos, escuderías y Pirelli, el suministrador de neumáticos. ¿Por qué sucedió? ¿De quién es la culpa? Hay varias claves que lo explican, aunque se definirá en las próximas horas. De entrada el fabricante de gomas ha iniciado una investigación y espera comunicar las primeras conclusiones, como tarde, este mismo martes.

Silverstone es uno de los circuitos más exigentes con el neumático por su configuración de curvas de alta velocidad. "Hay casi una tonelada de fuerza lateral que quiere que el neumático se salga de la llanta, literalmente", explicaba el ingeniero jefe de Pirelli, Manuel Muñoz, en una entrevista con AS en 2019. Los compuestos siempre son seguros, pero tienen una vida útil que en ocasiones se fuerza al máximo porque los equipos quieren realizar el número mínimo de paradas. El pasado domingo, el segundo safety car adelantó la ventana de pit stop "de la vuelta 18-22 a la 13", puntualiza Mario Isola, máximo responsable de Pirelli en las carreras.

Por ahí se puede explicar una parte del suceso. Los tres implicados, y toda la parrilla excepto Grosjean, pretendieron completar 39 vueltas con el neumático duro. "Si miro a los datos que se recogieron el viernes, un stint de 40 vueltas (con el duro) era demasiado", defiende Isola. Además, los pianos del trazado son exigntes, ya han ocasionado problemas en el pasado. "El riesgo de dañar un neumático gastado si golpeas fuerte en los pianos es más alto que cuando la goma está nueva", subraya el dirigente italiano.

Valtteri Bottas, con el neumático dañado en Silverstone.

Fibra de carbono en la pista

En Mercedes apuntan a los restos de fibra de carbono ocasionados por el accidente de Kvyat o un toque de Raikkonen, que pudieron generar cortes en la superficie del neumático. "Estoy convencido de que fue un trozo de fibra de carbono, había muchos trozos en la pista por los golpes del principio, en Maggotts y Becketts, no creo que eso se limpiase", dice Hamilton, que sostiene que gestionó "los neumáticos con toda su habilidad, bien". El británico pone el foco en la presión de Bottas, quien alegó "excesivas vibraciones" minutos antes del desastre. Toto Wolff, jefe de la escudería defiende que el finlandés apretase a Hamilton hasta el final: "Quizás se estaban empujando entre ellos, más de lo que nos gustaría a nosotros, pero debemos dejarles competir. Los dos eran conscientes de que podían perder la victoria o el segundo puesto, pero ambos tienen experiencia. No quiero interferir en la carrera, no podemos decirle a Valtteri que frene".

En cuanto a McLaren, Andreas Seidl lamenta el suceso en conversación con este medio: "Se hará un análisis técnico, claro. Lo siento mucho por Carlos, hizo una gran carrera y se sintió cómodo con el coche todo el fin de semana e hizo grandes maniobras. Todo fue según el plan, estaba bajo control para ser quinto, o incluso cuarto con el fallo de Bottas. Pero las carreras son así, a veces sucede esto y es importante hacer el ‘reset’ desde el lunes por la mañana".

Compuestos más blandos en la segunda semana

Un detalle cobra relevancia tras los pinchazos: en el GP del 70º Aniversario que se disputa a partir de este viernes, la F1 ha accedido a utilizar compuestos un grado más blandos (C2, C3 Y C4 en lugar de C1, C2 y C3) con el fin de variar las estrategias. "Tendremos stint más cortos y la estrategia más lógica será de dos paradas", afirma Isola, que en cualquier caso aguarda a los resultados de sus pesquisas: "Desde el parque cerrado revisamos los neumáticos, tenemos laboratorio en Silverstone y enviaremos a Milán todo lo que sea necesario". Hay presión, porque este domingo el mismo circuito acoge otra carrera.