F1 I LA INTRAHISTORIA

El extraño hito que Alonso logra regresando a la F1 con Renault

El asturiano conducirá por tercera vez en épocas diferentes un monoplaza francés, algo más habitual en los inicios del campeonato.

Alonso lograría un extraño hito si regresa a la F1 con Renault
PAULO WHITAKER REUTERS

78 días. Este es el período que ha transcurrido desde que detonase la bomba informativa del Mundial de Fórmula 1 2020. Ferrari anunciaba que Sebastian Vettel abandonaría Maranello a finales de 2020 tras no alcanzar un acuerdo con el tetracampeón para prolongar su vínculo al norte de Italia. Una explosión que tuvo su continuidad dos días después con el fichaje de Carlos Sainz hasta 2022 por el Cavallino Rampante, tras certificar previamente McLaren la llegada de Daniel Ricciardo desde Renault.

Un precipitado adiós de Ricciardo, tan sólo un año después de aterrizar en Enstone, que dejó muy tocado al proyecto de la marca del rombo, ya que en plena crisis económica por el coronavirus, necesitaba salir al mercado y encontrar un nuevo piloto con talento, rápido, experimentado y dispuesto a liderar al equipo que hiciese ver a la empresa matriz que continuar en el 'Gran Circo' seguía siendo una inversión rentable. Una ardua coyuntura donde tratar de convencer a Fernando Alonso, la única opción que cumplía la característica anteriormente mencionada, adquirió una importancia capital para Cyril Abiteboul, sensiblemente cuestionado en el condado de Oxfordshire.

Unas negociaciones que no fueron nada fáciles para Abiteboul, ya que más allá del aspecto económico o el protagonismo de la marca de ropa Kimoa, Alonso, junto a Flavio Briatore, ha exigido unas complejas garantías para pasar de luchar por la Q3 y los puntos en las carreras en 2021 a los podios y victorias en 2022 con el cambio reglamentario que se rubricaron el 8 de julio, con el anuncio oficial del regreso del bicampeón a Renault.

Un retorno, que más allá del valor sentimental que supone para ambas partes, ya que el español ganó sus dos títulos con el fabricante francés, permite a Fernando añadir a su extenso currículum deportivo un hito algo extraño y especial en la Fórmula 1 actual: conducir para un mismo equipo en tres etapas diferentes después de haber pilotado previamente para una o varias escuderías. Un acontecimiento más habitual de los inicios de la competición, cuando por ejemplo, Chris Amon llegó a correr para 11 constructores diferentes.

Marcin Budkowski, Alan Permane, Remi Taffin o Pat Fry. Estos son algunos de los nombres que los aficionados del asturiano deben anotar y aprenderse desde hoy. De su talento e ingenio dependerá si Fernando Alonso podrá hacer realidad dentro de dos años su gran sueño, más allá de la 'Triple Corona', de ganar su tercer campeonato e igualar a Ayrton Senna en la clasificación histórica del Mundial. Hasta entonces, lo único cierto es que más allá de que Fernando celebra este miércoles su cumpleaños número 39, se embarca en el reto más difícil de su carrera. Sólo el tiempo dirá si es el camino correcto.