FÓRMULA 1

Alonso, para salvar a Renault

El proyecto de Enstone se tambalea ante la crisis económica y tras el precipitado adiós de Ricciardo. Necesitan un piloto líder y sólo hay dos disponibles.

Alonso, para salvar a Renault
Steven Tee DIARIO AS

Renault se ha quedado sin piloto y con el proyecto tocado, pero todavía no hundido. Según informan fuentes del paddock a este medio, Daniel Ricciardo avisó a su equipo de que se rompían las negociaciones de renovación para ir a McLaren unas horas antes del anuncio oficial de Woking. La fría despedida de Cyril Abiteboul, reclamando "compromiso y unidad" y asegurando que "los planes del equipo siguen", no es más que una consecuencia de los movimientos del australiano. En Enstone queda la sensación de que Ricciardo, de 30 años, escogió Renault porque en 2018 su progresión era ascendente, y mejor que la de McLaren, pero sobre todo por los 20 millones anuales (este año reducidos por la crisis del covid) que cobrará hasta que venza el contrato. No es la mejor impresión que se puede dejar en una escudería.

¿Y ahora cómo está Renault?

"El fabricante de automóviles, mal; el equipo, no tan mal", augura una fuente cercana. El proyecto deportivo puede ser viable, en Australia confirmaron la entrada de un importante socio saudí y la Fórmula 1 nunca ha dejado de ser un grandísimo escaparate, aunque sólo gane Mercedes. La escudería tiene historia y gracias a Lotus no hubo paréntesis como equipo oficial. Pero todo pasa por los planes de la matriz, que lleva meses planteándose una salida, y cuando Europa afronta la mayor crisis económica de la historia reciente es lícito pensar que el fabricante de automóviles considerará una vez más su futuro en la competición.

El estado francés es propietario del 15% de Renault y su ministro de economía, Bruno Lemaire, ha confirmado recientemente que puede llegar un préstamo de 5.000 millones de euros. Como subraya la revista 'Auto Hebdo', "en este contexto la Fórmula 1 puede parecer un gasto frívolo". Renault Sport necesita argumentos para convencer al panel de directivos de que el Gran Circo es una solución publicitaria para el súbito decenso de las matriculaciones. Necesitan un gran reclamo, por eso han pensado en Fernando Alonso para acompañar a Esteban Ocon en 2021.

¿Renault puede convencer a Alonso?

Que haya contactos entre Abiteboul y Alonso es inevitable, hay uno que necesita al otro. Renault tiene ambiciones de gran escudería, quieren llegar a luchar por títulos a medio plazo aprovechando el cambio reglamentario de 2022. Perderán al tercer piloto mejor pagado de la parrilla y no es ideal reemplazarlo con clase media o ex como Grosjean, Hulkenberg o Magnussen. De todos los pilotos disponibles, los mejores son el asturiano y Vettel así que no les queda más remedio que tantear sus posibilidades. El bicampeón español puede elegir entre Resistencia, IndyCar, Nascar, Dakar o F1 para las próximas temporadas. Dice Flavio Briatore después de una campaña fuera, y con 38 años, "está desintoxicado y listo para volver".

¿Qué ofrecen?

El sueldo de Ricciardo era de 20 millones anuales y aunque la pandemia obligará a ajustarlo, seguirá siendo un argumento de peso. En el haber, la figura de fabricante oficial que desarrolla sus propios motores y su bonito pasado conjunto como campeones del mundo, en 2005 y 2006. En el debe, y esto es importante, los palos de ciego durante las últimas temporadas sin una estrategia clara en pilotos, chasis, unidad de potencia y staff. En 2019, los franceses optaban al galardón para el equipo más perdido de la parrilla. Ha habido una importante reestructuración de ingenieros con el fichaje estrella de Pat Fry, ex de McLaren y Ferrari que ya coincidió con el asturiano en Maranello. Pero a la cabeza sigue Abiteboul, y en el paddock hay voces autorizadas que le señalan con contundencia. El coche no está para ganar, si bien el RS20 dejó mejores sensaciones que su predecesor en el test de pretemporada. Hay una balanza con pros y contras, decide el piloto.