RALLYS

Sebastien Ogier critica las políticas contra el coronavirus

El hexacampeón del mundo afirma que "es una pena que los pilotos o los equipos hayan estado sin noticias de nadie durante meses".

Sebastien Ogier critica las políticas contra el coronavirus
@World @World

Ha vuelto la Fórmula 1, MotoGP, incluso el Campeonato de Europa y el Campeonato de España de Rallys. Y mientras, el WRC sigue estancado hasta que en septiembre recupere la acción con el Rally de Estonia, si no hay nuevos cambios. Es cierto que la especialidad de los tramos cronometrados era la úncia que había echado a andar con tres pruebas, Montecarlo, Suecia y México, pero no es menos cierto que ha sido la última en reaccionar ante el coronavirus. Y así lo ha denunciado Sebastien Ogier.

Mientras ultima la prórroga de su contrato con Toyota para competir un año más de lo que tenía previsto, el hexacampeón del mundo se ha mostrado muy crítico con la actuación de la Federación Internacional de Automovilismo y el promotor del Mundial de Rallys ante la pandemia. En declaraciones a la web francesa de AutoHebdo ha asegurado que “la situación con el Covid-19 probablemente no terminará el 31 de diciembre de 2020 y vamos a tener que lidiar con los cambios. Pero, por el momento, no podemos decir que con las noticias que recibimos, tanto de la FIA como del promotor, sean muy tranquilizadoras”.

Incluso se atreve a afirmar que “no es que no sean tranquilizadores, ¡es que no existen! En comparación con algunas de las disciplinas que nos rodean, hay momentos en los que nos preguntamos si el rally es realmente un deporte profesional. Es una pena que los pilotos o los equipos hayan estado sin noticias de nadie durante semanas, meses, mientras que todos los demás intentaron organizarse, trabajar en los aspectos sanitarios o establecer medidas para intentar comenzar de nuevo”.

Tampoco está muy contento su jefe en Toyota, Tommi Makinen, que ha criticado que se haya incluido una prueba en Estonia, el país de Ott Tanak, y estén a punto de incorporar otra en Bélgica, la tierra de Thierry Neuville, los dos pilotos de su principal rival, Hyundai. Y, mientras, sigue en el aire el Rally de Turquía, e incluso se empiezan a atisbar problemas en Estonia con posibles cuarentenas. Algo de razón lleva el bueno de Ogier: los rallys están de la mano de Dios.