FÓRMULA 1 | SAINZ

"¡Por fin vuelven las carreras!"

"Ha sido un período interesante fuera de la pista, pero ahora estoy completamente concentrado en esta temporada", dice el piloto madrileño, ansioso por empezar a correr.

Carlos Sainz.
Steven Tee McLaren

"It’s race week!". La espera ha llegado a su fin. La Fórmula 1 ya está aquí de nuevo y las redes sociales se llenan del característico mensaje británico que recuerda que, después de tanto tiempo, estamos en semana de carreras. El GP de Austria dará comienzo a la temporada más atípica de la historia y todo el mundo, aficionados, periodistas y, por supuesto, pilotos y equipos, están ansiosos porque se apague el semáforo y comience la acción. Una sensación que se nota por todas partes en McLaren.

"Después de un tiempo largo y difícil, ¡finalmente es hora de volver a las carreras! ¡Ha sido mi período más largo sin competir desde que empecé en kárting!", celebra Carlos Sainz en el previo de la escudería de Woking, en el que recuerda las buenas sensaciones que tuvo con el coche en Barcelona y que su futuro en Ferrari no le distraerá: "El MCL35 fue realmente bien en los test, así que estoy muy emocionado por competir al fin. También ha sido un período interesante fuera de la pista, pero ahora estoy completamente concentrado en esta temporada".

Y es que si uno nunca se puede relajar en un deporte como la F1, el madrileña afirma que este año todavía menos: "Habrá menos carreras y una fuerte competencia, así que no podemos permitirnos perder la concentración. De hecho, ni siquiera sabemos la cantidad de carreras que haremos, es un escenario sin precedentes, por lo que cada punto será crucial. Como siempre, haré todo lo posible para rendir al máximo nivel y ayudar al equipo. Me he mantenido en forma y estoy listo para volver al coche".

Su compañero Norris está igual de impaciente por subirse al MCL35: "No puedo esperar para volver a un F1, ¡ha tardado mucho en llegar! He estado trabajando duro, entrenando mucho en casa y pasando mucho tiempo en mi simulador". Y su jefe Seidl señala que este descanso les "ha motivado para pelear otra vez y volver a competir duro". "Nuestra preparación de cara a Austria ha sido un equilibrio entre construir todas las piezas necesarias para un intenso período de carreras y desarrollar el coche". A ver cómo les sale. Será un año frenético.