MOTOGP |

"Convencí a Stoner con un quad para dejar Ducati por Honda... y luego él rechazó 10M € al año"

Livio Suppo, exjefe de HRC, revela cómo era Casey e imagina un dúo con Márquez: "Habría sufrido con la personalidad y la calma de Marc, él se enfurecía".

"Convencí a Stoner con un quad para dejar Ducati por Honda... y luego él rechazó 10M € al año"
JAVIER SORIANO AFP

“Este no es el Mundial del que me enamoré, me retiraré a final de temporada”. La frase de Casey Stoner en la que anunció su retirada hace ocho años aún resuena en las cabezas de muchos aficionados que dejaron de ver en la pista a este fenómeno australiano que con 26 años dejaba MotoGP con dos títulos. Livio Suppo, exjefe de HRC, ha recordado su figura, carácter y complejidad en la 'Gazzetta'... revelando jugosas historias. Cómo cuando le intentaron convencer para que no se fuera... "Nakamoto (vicepresidente de HRC) y yo intentamos negociar y reiteró que quería renunciar. Nos dijo: 'Me han decepcionado demasiadas cosas que he amado'. Habíamos fichado ya a Márquez, que iba a reemplazar a Pedrosa, pero nadie podía esperar que tuviera el éxito que tuvo, el temor era debilitar al equipo".

Suppo resalta que Stoner no cambiaba de opinión una vez que decidía algo... aunque fuera una equivocación. "Si Casey decidía una cosa, ya estaba, era eso. En mi opinión, anunció la retirada demasiado pronto y además desde ese momento tomó la temporada más a la ligera, le quitó concentración y ya no era la máquina de guerra habitual". El dirigente italiano explica de forma más gráfica la peculiar personalidad del australiano: "Siempre fue coherente, aunque la decisión fuera correcta o incorrecta. Rechazó una renovación de más de 10 millones de euros anuales, era una oferta monstruosa. Para hacer esto o estás muy loco o estás muy convencido. Cuando decidimos traerle a Honda desde Ducati le enviamos un quad por Navidad como gesto y en enero fui a visitarlo. Ya estaba muy convencido de dejar Ducati y sólo quería que su equipo más cercano viniera con él también. En 2009 se había perdido tres carreras y había regresado a Australia porque estaba enfermo y tardaron en diagnosticarle su intolerancia a la lactosa. Ducati empezó a negociar con Lorenzo mientras Casey estaba enfermo y eso lo enfureció, lo vio como una verdadera afrenta. No tuvimos que convencerle mucho para que viniera a Honda".

Stoner en Motegi durante un test, charla con Nakamoto.

Y... ¿qué habría pasado en un box con Stoner y Márquez? "Fue una lástima porque habría sido curioso verlos frente a frente. Eso sí, viendo a Marc de cerca, Casey habría sufrido con su personalidad, La mayor ventaja de Márquez es que sabe mantener la calma incluso en los momentos más complicados como cuando recibió la bandera negra en Australia. Otro estaría muy enfadado con el equipo, Marc cenó con todos esa noche. Llegó a Valencia y ganó el Mundial. Stoner se enfurecía, exageraba las situaciones. Si hubiera sido más pacífico habría sumado al menos dos títulos más", explica Livio al periodista Paolo Ianieri.

Suppo también desvela que estuvo cerca de volver en 2015 en el puesto de Pedrosa... y eso supuso el fin de su relación personal: "Nos contactó la noche del domingo de Qatar. Y nos cogió por sorpresa. En HRC lo pensamos durante mucho tiempo, Nakamoto tenía un gran afecto por Casey pero no quería que volviera causando una mala impresión. Y dijo que no. Stoner no se lo tomó bien y se enojó mucho conmigo, convencido de que fui yo el que lo decidió. Nuestra relación se rompió ahí y no he tenido noticias suyas desde entonces. Con Casey, todo cambia radicalmente, y a veces no sabes la razón. Hubiera sido bonito verlo regresar, pero si no hubiera salido bien habría aumentado las críticas y la tensión distrayendo a Márquez que estaba luchando por ganar su tercer Mundial consecutivo Sigo pensando que hicimos bien".