FÓRMULA 1

Yamaha frenó a Hamilton

El equipo retrasó la salida del británico con la M1 en el intercambio de Valencia. "Tuvimos que detenerle, quería subir a la moto a las nueve", confiesan.

Yamaha frenó a Hamilton
DIARIO AS

Las primeras veces siempre son especiales y su estreno al manillar de una MotoGP no iba a ser una excepción. El invierno dejó una imagen para el recuerdo juntando 15 títulos mundiales sobre el asfalto del Ricardo Tormo con Rossi y Hamilton como protagonistas de un intercambio de armas gracias al patrocinio de Monster Energy. Mientras que el italiano se puso al volante del Mercedes con el que Lewis se coronó en 2017, este se subió a la M1 de Yamaha… para firmar un debut que se retrasó más de lo que le hubiese gustado al actual campeón del Gran Circo.

Hamilton renunció a horas de sueño y "se presentó en el circuito muy temprano porque quería subir a la moto a las nueve de la mañana", confiesa Massimo Meregalli, team manager de Yamaha en 'Motorsport.com'. "Tuvimos que detenerle, le dijimos que en Valencia en diciembre antes de las 11:00 no era posible", continúa narrando el italiano, con la experiencia de pretemporadas en las que las primeras horas de la jornada durante esa época no dejan un balance muy positivo en Cheste. Lewis tuvo que aceptar órdenes, pero "tras haber perdido esas dos horas, trató de ir lo más rápido posible".

Le llovieron los elogios al británico y pese a que su experiencia no era muy dilatada a lomos de una montura de competición, sólo había probado en Jerez la Yamaha R1 de Superbikes, su rendimiento sorprendió a los jefes del equipo japonés además de a un Valentino Rossi que "llegó un poco tarde" al encuentro. Pero eso no le privó de disfrutar de Hamilton. "Su posición era fantástica", relató el nueve veces campeón tras el intercambio, y pese a que hubo un pequeño contratiempo con Lewis besando el suelo sobre una pista dura y con mucho viento durante esa jornada, el británico "solo paró cuando le mostraron la bandera a cuadros". Cosas de campeones…