FÓRMULA 1

Cómo entrena en casa un piloto de F1 durante el confinamiento

Xavi Martos, preparador físico de Checo Pérez, explica el plan a seguir durante los próximos meses hasta que regrese la competición.

Cómo entrena en casa un piloto de F1 durante el confinamiento
LLUIS GENE AFP

Sin carreras hasta mediados de junio, la F1 se detiene pero sus pilotos no. En el plano físico, los integrantes de la parrilla ya habían superado la pretemporada y ahora, que debían estar encarando los primeros grandes premios del año, muchos se encuentran confinados o aislados voluntariamente en sus domicilios. En una campaña aún repleta de incertidumbres, hay dudas sobre cómo mantendrán la forma y afrontar después un semestre repleto de viajes y competición a partir del verano. Xavi Martos, experimentado entrenador que es un referente en el automovilismo y trabaja con el mexicano Sergio Pérez, explica vía telefónica a AS cuál es el plan a seguir ahora.

‘Checo’ ya tiene en sus manos un "programa para un mes": "Será otra base general para no perder la forma. Una mezcla con resistencia aeróbica y anaeróbica, circuitos de fuerza y fuerza específica… es un bloque con un poco de todo por si de repente nos avisan y hay que regresar con poco tiempo". El piloto de Racing Point está en su residencia de México y no la abandonará, aunque en el país aún no se hayan implementado medidas de cuarentena. Allí tiene un gimnasio completo con todo lo necesario, una recomendación del propio Martos: "Lo primero que se hace con un deportista es montarle el gimnasio en casa. Lo hice con todos los que he trabajado antes; Víctor Valdés, Beatriz Ferrer Salat… siempre les digo que con que tu carrera profesional se alargue un año más, ya has amortizado la inversión".

Xavi Martos, a la izquierda, junto a Checo Pérez y el jefe de prensa de Racing Point, Will Hings.

"Ahora tenemos que mantenernos y hacer un pico de forma para que este preparado. Si me dijeran que son tres meses de parón continuado, sería otra cosa. Además, yo sería partidario de hacer algún test previo y no volver directamente para una carrera, pero eso es difícil”, augura el catalán, que ya avanza que en los "diez días previos" al primer gran premio, los esfuerzos se intensificarán, por ejemplo, con "muchísimo kárting". Aunque advierte: "Por mucho que entrenes todo muy bien y especifico, circuitos, cuello… el coche es distinto. Nada es igual que pilotar un F1". Lo que le lleva a una reflexión: "Ahora todos los deportes se enfrentan a lo que ya hace la F1 durante todo el año, que es entrenar sin poder practicar tu deporte".

El entrenamiento invisible será muy visible

En competición. Cuando remita el brote del Coronavirus, el Mundial prepara un calendario intenso y comprimido con hasta 18 carreras y muy poco descanso. Ahí hay que saber marcar la diferencia: "Quien controle mejor los mecanismos de recuperación y el entrenamiento invisible será el más visible de todos. Respiración, frío, masaje, alimentación… ya están acostumbrados a viajar mucho pero esto será algo atípico que habrá que gestionar limitando las cargas de trabajo. Cuando empiece la temporada, el entrenamiento serán los libres, la clasificación y la carrera".