LA INTRAHISTORIA

Alonso y el dilema de Coma

Si el piloto asturiano regresa al Dakar, su copiloto deberá decidir entre competir o continuar al frente de KTM España.

Después de un excelente debut se antoja bastante evidente que Alonso regresará al Dakar. El momento dependerá de su presunto retorno a la Fórmula 1 a partir de 2021, compatibilizar ambos proyectos sería complejo por mucho que él mismo haya insinuado que enero es un mes bastante tranquilo...

Además del cuándo, otra incógnita al respecto es el nombre de su copiloto en ese supuesto. Su sintonía con Coma ha resultado inmejorable, el talante y el talento del catalán son ideales para sentarse a la derecha de un campeón con tanta personalidad. Sin embargo, queda por ver qué decisión toma Marc al respecto, seguramente deberá elegir si es que el dilema se plantea.

Coma fue nominado en 2018 por KTM como sucesor de César Rojo al frente de la filial de la compañía en España. El actual director general ha sido el artífice del afianzamiento y éxito de la marca en el mercado nacional (además de tener un papel de mucho peso en la central) y su heredero tiene la responsabilidad de mantener los resultados en un contexto cargado de incertidumbres para el sector. El de Aviá se formó para ello en el mundo empresarial y en los últimos meses ha trabajado mano a mano con Rojo a la espera de su jubilación, que se producirá a finales de este 2020.

Fue en este intervalo cuando Toyota y Alonso le realizaron la propuesta de regresar al Dakar como copiloto, un desafío que ha logrado compaginar con su trabajo, no sin poco esfuerzo, hasta llegar a la magnífica actuación que la pareja ha consumado en Arabia. Con tales antecedentes resulta indiscutible que si el ovetense vuelve al desierto será para ganar, elevando con ello de forma significativa la exigencia en la preparación.

KTM España se ha mantenido oficialmente al margen de la cuestión, lo que no significa que de puertas hacia dentro preocupe esa dualidad de tareas de Coma. No se trata de pasar quince días de vacaciones compitiendo en el Dakar, el trabajo que exigiría el asalto a la victoria puede comprometer seriamente la disponibilidad y concentración del empresario, por mucho que se esmere en compatibilizarlo con su tarea de copiloto. Una dualidad puntual ha sido admitida por las partes implicadas, no será tan sencillo si los compromisos duplicados se afianzan en el tiempo.

Así que todo apunta a que Marc Coma deberá decidir: continuar como compañero de Alonso o apostar por su carrera empresarial dirigiendo KTM España. En la filial de la marca austriaca no ven una solución en alternar ambas tareas, así que si el dilema se produce deberá ser el catalán quien elija el camino que prefiere seguir. Al menos mientras dure su apasionante aventura en el Dakar…