MOTOGP

Capirossi: "A Márquez sólo puede detenerle una caída"

El tricampeón italiano ha resaltado el potencial del ilerdense y después de 30 años en el Mundial asegura que nunca ha visto "a nadie como Marc".

Márquez celebra su victoria en el GP de San Marino 2019
MARCO BERTORELLO AFP

¿Dónde está el límite de Marc Márquez? Esta pregunta viene acompañando al Mundial desde que el ilerdense estrenó su palmarés en la categoría reina en 2013 y ni siquiera una voz autorizada del campeonato con tres títulos mundiales, la de Loris Capirossi, es capaz de estimar el techo de un ocho veces campeón al que "será muy difícil superarle en los próximos años". El italiano, después de 30 años en el paddock de MotoGP, admite en 'Paddock-GP.com' que "nunca jamás" vio "a un piloto con la velocidad y el potencial de Marc", pese haber coincidido incluso con Valentino Rossi sobre el asfalto.

Previo a la llegada de Marc, el nueve veces campeón fue el último piloto que marcó una época en MotoGP y pese a la leyenda que estableció en el Mundial, para su compatriota ni siquiera el nivel del italiano es comparable al que está imponiendo un Márquez del que "es difícil saber hasta cuándo puede durar su dominio". Pese a la superioridad que ha demostrado en las últimas temporadas, el de Cervera no ha dejado de sorprender y lejos de estancarse ha seguido aprendiendo año a año: "Marc ha evolucionado mucho. Ahora rara vez se cae en carrera y sólo lo hace en los entrenamientos para buscar los límites y establecer un límite de seguridad".

¿Y qué ayuda le está aportando la Honda en todo esto? Según Capirossi, ninguna extraordinaria: "Personalmente creo que la RC213V no es la mejor moto de 2019. Marc simplemente tiene un talento extraordinario un gran dominio de esa moto". Pese a que la montura japonesa ha evolucionado, para el tres veces campeón el piloto es el factor principal y asegura que "aún no ha terminado de crecer". "A Márquez sólo puede detenerle una mala caída en su implacable carrera por los récords" y en pleno crecimiento, 2020 será su primera oportunidad para situarse a la altura de la leyenda de Rossi. Eso sí, si los rivales tampoco se lo impiden…