FÓRMULA 1

El mediocre año de Renault deja secuelas: un adiós tras 19 años

La escudería gala anuncia una reestructuración de su departamento técnico con la salida de Nick Chester, su director técnico de chasis que llegó a Enstone en el 2000.

Nick Chester.

No ha sido un buen año para Renault, ni de lejos. La inversión realizada en el proyecto de F1 (el cuarto presupuesto con 250 millones) y el fichaje de uno de los pilotos de más categoría con Ricciardo, no se ha traducido en mejores resultados en la pista. Al contrario. Han perdido su cuarto puesto del Mundial en favor de su cliente de motor, McLaren, y han sumado 31 puntos menos que en 2018. Un balance que, al poco de acabar la temporada, ya tiene consecuencias con la marcha de uno de sus miembros más fieles: Nick Chester.

La escudería del rombo ha comunicado el adiós del que hasta hoy era su director técnico de chasis, el ingeniero británico que llegó a Enstone en el año 2000, solo cinco después de pisar el Gran Circo por primera vez con su fichaje por Arrows en 1995. "He disfrutado 19 años en un equipo con gran espíritu y he trabajado con un grupo de personas increíblemente leal y talentoso. Espero con ansias un nuevo desafío y deseo a todos en el equipo lo mejor para el futuro", dice Chester en el comunicado de su adiós al equipo.

Cyril Abiteboul, el director general de la marca francesa, le despide con este mensaje: "Nick ha sido una parte clave de Enstone durante casi 20 años. Su pasión por el equipo nunca flaqueó y, más recientemente, su compromiso, conocimiento técnico y entusiasmo nos han inspirado a pasar de la parte posterior de la parrilla al frente de la clase media. Nos gustaría darle las gracias por todo y desearle todo el éxito en la próxima etapa de su carrera". Veremos si esta reestructuración de su departamento técnico tiene los efectos deseados.