Competición
  • Premier League
  • Liga Portuguesa
Premier League
Liga Portuguesa

RALLYS

Toyota culmina el fichaje de Sebastien Ogier

El francés correrá con el Yaris la próxima temporada, con Elfyn Evans y Kalle Rovanpera como compañeros.

Tommi Makinen, Ott Tanak y Sebastien Ogier, durante una prueba del Mundial de Rallies WRC.

Estaban condenados a entenderse. El fichaje de Ott Tanak por Hyundai dejaba a Toyota en una complicada situación y, a su vez, abría las puertas del equipo japonés a Sebastien Ogier. Y no ha habido sorpresas, la formación capitaneada por Tommi Makinen ha culminado el fichaje del francés, que correrá la próxima temporada con un Yaris WRC y con Elfyn Evans y Kalle Rovanpera como compañeros.

No ha sido difícil encajar las piezas del puzle. A pesar de que entre Ogier y Makinen no había buena sintonía, se necesitaban mutuamente. El finlandés quiso fichar al francés tras la retirada de Volkswagen del Mundial en 2016, pero no jugó bien sus cartas, y el ahora hexacampeón prefirió irse a Ford primero, y después a Citroën. En el equipo francés pensaba competir las dos últimas temporadas de su carrera deportiva, pero la operación se frustró por la inferioridad de medios de la formación gala frente a Toyota y Hyundai en una operación que ha desembocado en la retirada de la marca gala.

La fuga del flamante campeón, el hombre que ha destronado a Ogier, Tanak, ha abierto las puertas al francés hacia el que, a su entender, es el mejor coche en la actualidad, el Yaris. “El Toyota está en otra categoría”, confesó a AS hace unas semanas. Y ahora será su nuevo arma. El contrato que ha firmado con Toyota es por sólo una temporada, ya que el francés mantiene su decisión de retirarse tras el Mundial 2020. Evans y Rovanpera por su parte han firmado por dos años.

Tras esta operación y la retirada de Citroën son muchos los pilotos que se han quedado en el paro. Esapekka Lappi es el perjudicado por el final del equipo francés, y Jari-Matti Latvala y Kris Meeke los descartes de Toyota. Todos ellos han puesto rumbo a Ford M-Sport, su única salvación para el próximo año.