Competición
  • Premier League
  • Liga Portuguesa
Premier League
Liga Portuguesa

DAKAR

Albert Llovera: "El Dakar es mi pasión y un desafío personal"

El piloto andorrano regresa a la prueba del desierto junto al Petronas tras dos años de ausencia: "Estoy en un equipo que lucha para ganar".

Albert Llovera durante la presentación del Petrons para el Dakar 2020
Petronas

Hablar del piloto andorrano Albert Llovera es hablar de una superación infinita; una superación que le ha llevado, tras dos años de ausencia, a volver al Dakar, en la que será su sexta participación, la tercera en camiones, pero esta vez con el mejor equipo del mundo: el Petronas IVECO Team De Rooy.

-Su sexta participación. ¿Que es lo que le atrae el Dakar?

-Es mi pasión y un desafío personal. Debuté en el Dakar en 2007 en coches, regresando siete años después con un buggy. Después estuve con camión en el 2015, 2016 y 2017. No estuve en las dos últimas ediciones porque me tuvieron que operar el dedo pulgar de mano izquierda que es con el que acelero y luego del dedo medio de la derecha que es con el que acciono el embrague.

-¿Qué representa para usted volver al Dakar?

-Una gran satisfacción y volver con el Petronas Team de Rooy es una gran oportunidad que no pienso desaprovechar. Estar en un equipo que lucha para ganar la carrera más dura del mundo y que cuenten contigo es para estar muy satisfecho. 

-¿Ha probado ya el camión?

-Tuve la primera toma de contacto en serio en Marruecos. El camión venía de la adaptación en Italia y estuvimos en Holanda donde comprobamos la aceleración y los frenos. Tuve la gran oportunidad de sentarme y esos primeros kilómetros me han aportado la puesta a punto, que continua evolucionando según los kilómetros que vayamos haciendo.

-¿Qué modificaciones ha realizado con respecto a anteriores participaciones?

-El cambio del camión es automático, ya que el manual provocaba un desgaste muy importante en mi cuerpo. Este año tenemos un acelerador electrónico. Antes era manual y ahora hemos montado un sistema electrónico que ya he probado en el Rally Cross. El camión lleva un potenciómetro en el volante y esto le da la señal al pedal.

-¿Qué se siente al volante de un 'monstruo' como ese?

-Te sientes muy potente cuando estás ahí arriba. He tenido la gran suerte de conducir diferentes vehículos en distintas modalidades y en varias superficies: asfalto, tierra, nieve, arena. Nunca me había subido a algo así.

-¿Es un gran cambio con respecto a otras participaciones?

-Total. Por primera vez estoy en un equipo real, en el que todo va en la misma dirección. Soy el tercero en un equipo de cuatro y tengo que respaldar a los que están delante, pero que nadie se despiste o pinche más de la cuenta porque tenemos que estar todos lo más arriba posible y nosotros los primeros.

-¿Qué ayuda tendrá en la cabina?

-La de Ferran Marco y Marc Torres. Hemos hecho un grupo muy potente y sin querer vamos a estar en una cabina tres personas luchadoras; no hemos estado juntos todavía y vamos a formar un gran equipo.

-El desarrollarse el Dakar en Arabia representará poca pista y mucho recorrido en arena. ¿Es esto un problema para usted?

-En absoluto. Me gusta más la carretera de tierra, porque desarrollaría totalmente mi función, que ya estoy desarrollando como piloto. En 2017 Hice dos o tres etapas en arena muy fuerte estando entre los quince primeros. No es que me asuste, es igual que cuando esquiaba; Si hay un muro, pues hay un muro para todos y hay una duna, es una duna para todos. Intentaré disfrutar en la arena, que es lo que menos kilómetros hemos hecho. Intentaré pasarlas de la mejor manera y lo más rápido posible.

-¿Fuera del camión como es su día a día en el Dakar?

-Cuando me bajo del camión empieza otro Dakar para mí, que es peor. Ese lo sufro yo y los tres o cuatro que vamos en silla de ruedas. Voy a dormir en una cama sobre una cama plegable con dos colchones especiales (uno de carbono) y saco de dormir. Llevó una moto eléctrica acoplada a mi silla para desplazarme por el 'vivac' y eso me da un poco de independencia y libertad.

-¿Cómo soporta el desgaste físico que representa horas y horas al volante?

-Voy cada día a ver al fisio para estar preparado para el esfuerzo físico del día siguiente, me cuido mucho la piel ya que no tengo sensibilidad en muchas partes del cuerpo, pero lo llevo bien.

-¿Y qué tal es el equipo humano?

-En Marruecos estuvimos 22 personas. Es importante que el equipo y yo nos empecemos a conocer, porque al final seremos unas cuarenta personas; un verdadero equipo.