Competición
  • Premier League
  • Liga Portuguesa
Premier League
Liga Portuguesa

CRISTINA GUTIÉRREZ

Cristina Gutiérrez, lista para el desafío dakariano por Arabia Saudí

La burgalesa ha presentado este miércoles en la Ciudad Financiera del Banco Santander el Mitsubishi Eclipse Cross con el que intentará terminar por cuarto año consecutivo el Rally Dakar.

Cristina Gutiérrez, lista para el desafío dakariano por Arabia Saudí
DIARIO AS DIARIO AS

47 días. Este es el lapso que resta para que el próximo domingo 5 de enero comience en Yeda (Arabia Saudí) el Rally Dakar 2020. Una nueva edición, la cuadragésima segunda de la competición más dura del mundo del motor, cuya principal novedad radica en su ubicación. Tras más de una década en América Latina y 30 años en África, ASO (Amaury Sport Organisation) ha escogido los increíbles desiertos y parajes de Oriente Medio para recuperar el espíritu africano original de la prueba con especiales más largas y duras de unos 500 kilómetros cronometrados de media.

Con más de dos millones de kilómetros cuadrados, Arabia Saudí pondrá a prueba las capacidades de pilotaje, navegación y resistencia de una extensa lista de pilotos donde el dorsal número 336 en la categoría de coches corresponde a Cristina Gutiérrez.

La burgalesa, única piloto española que ha terminado tres veces consecutivas el Rally Dakar, ha presentado este miércoles en la Ciudad Financiera del Banco Santander su nueva herramienta de trabajo, el Mitsubishi Eclipse Cross, una bestia japonesa de 340 caballos mejorada a nivel de chasis, suspensión, refrigeración y aerodinámica con la que intentará, junto a Pablo Huete, superar la vigesimosexta posición conseguida el año pasado. Estas han sido sus impresiones más destacadas.

Presencia de Fernando Alonso: “Yo estoy encantada de que venga Alonso. ¿Si me imagino adelantarle? Pues la verdad es que sí. En el Dakar no es tan raro que te pase alguna cosa y le puedas ver. Me pararé y le preguntaré: ‘¿Necesitas algo? Si algo en que pueda ayudarte…’ (risas) Repito. Yo estoy encantada. Todo lo que rodea a Fernando es bueno a nivel mediático y nos va a venir muy bien. Le conocí en las 6 Horas de Asturias que organizó en su circuito. Es muy competitivo, porque estábamos en un competición de karting y quería ganar a toda costa. Incluso se puso a mirar las décimas que llevaban al segundo clasificado. Pero así es como se forjan los campeones”.

Resolver un problema en el Dakar: “Depende de la situación. Por ejemplo, si estás volcado y nadie ha salido el coche, es obligatorio parar porque puede haber pasado algo. Si estás atascado y por tus propios medios no puedes salir el coche y necesitas ayuda externa, pones una cuerda elástica y te pones a mirar a esperar que algún coche pare. Tardas 10 segundos. Y le cambias la carrera a ese piloto. Salvo que estés luchando contra él en la clasificación. Normalmente, si tardas un minuto en la operación, cuando terminas la etapa vas a la organización y comunicas este incidente y normalmente te suelen devolver el tiempo tras verificarlo. Pero vamos. El 90% de los pilotos no paran”.

Objetivo Dakar 2020: “La verdad es que durante toda la temporada estamos currando muchísimo. Pero si que es verdad que a medida que se va acercando la fecha de inicio, hay todavía como más ganas que el coche esté listo para competir. Este es mi cuarto año corriendo el Dakar. Hemos ido mejorando cada año y este año aspiro a terminar dentro de los 25 primeros clasificados. Este es el objetivo. Primero acabar, claro está. Porque terminar un Dakar ya es un reto muy grande. Siempre me ha gustado la presión, pero me gusta ser realista. Vamos a ir poco a poco, tener esa pizca de suerte, que en el Dakar es muy importante, y acumular el menor número de errores para llegar a lo más alto”.

Recorrido: “Desde que nos dijeron que era en Arabia Saudi, nos dieron un mapa vacio donde sólo teníamos los puntos donde iban a empezar y terminar cada etapa. Este miércoles es cuando exactamente hemos podido conocer el recorrido de las etapas, cómo van a ser, por dónde vamos a pasar… Porque hasta hoy, todo era secreto. Lo que si os puedo anticipar es que la primera semana va a ser más rápida en comparación con el año pasado en Perú y a partir de la jornada de descanso, habrá nuevas dunas para todos. Si. A mí me viene bien. Yo soy de Burgos. A mí me gusta el frío, el hielo… La arena no me gusta tanto. Ya tengo un poco más de experiencia con las dunas. Hemos entrenado muchísimo este aspecto. Es muy técnico y depende de qué país visites o en qué país estés corriendo, las dunas adquieren una forma u otra. Depende del sol, depende del viento… Pero como acabo de decir ahora, es verdad que le he cogido un poco más de cariño, pero siempre tienes ese gusanillo dentro de nerviosismo. Es bueno el nerviosismo porque no hay que perder el miedo. La verdad es que no sé decirte a qué nos enfrentamos porque han querido jugar con eso. Cambiar de continente, nadie sabe lo que nos vamos a encontrar, es un terreno que ni siquiera, a nivel turístico, es muy conocido… Estamos todos con una incertidumbre que al final te hace como recobrar la ilusión”.

Arabia Saudi: “Estoy muy tranquila. ASO, la organización que hace el Dakar, también hace el Tour de Francia por ejemplo, está muy acostumbrada a hacer este tipo de eventos muy grandes y en diferentes países. Nos han transmitido desde el principio que se supo la ubicación muchisima tranquilidad. Le va a venir al país una carrera como el Dakar, tan integrista, no sólo en la parte de género, sino en común con todos los países del mundo. Yo creo que al final el país quiere avanzar y una forma muy buena para lograrlo es el Dakar. Que la gente vea que no pasa nada”.

Anécdotas: “Lo peor que he pasado en mi vida en las dunas es hacerlas de noche. Porque tú, por la noche, tienes tus focos y en Perú, por ejemplo, las dunas miden casi un kilómetro. No veías donde acababa. Hacerlo de noche es muy complicado. Este año además, el sol se pone antes y nos han dicho ya que seguramente alguna etapa de noche habrá. Me pusieron de pequeña el mote de Tortuga allí en Burgos. Sigo trabajando allí de dentista. Cada vez son más aficionados al Dakar. Soy una persona muy introvertida aunque no lo parezca. Durante los enlaces de las etapas voy muy tranquila e incluso me pongo música en los cascos porque el coche no tiene radio. Aunque el coche de Carlos Sainz tiene una cafetera Nespresso (risas). En dunas, el consumo medio está en torno a los 35 litros y sólo puedes repostar durante la etapa de enlace. Sin dunas, desciende hasta los 26. Tengo todos los puntos y los extras que te dan sino cometes ninguna infracción al volante”.