Euroliga
Alba Berlin ALB

-

Olympiacos OLY

-

Zalgiris ZAL

-

Estrella Roja RED

-

MOTO2

El juez de billar ve a Álex “más piloto de MotoGP que de Moto2”

Guille Carrillo, mecánico de confianza del nuevo campeón, fue el que le dio a Marc el taco en Tailandia y en Sepang sacó a su piloto la pizarra de ganador.

El juez de billar ve a Álex “más piloto de MotoGP que de Moto2”
GIGI SOLDANO / DPPI Media / AFP7 GIGI SOLDANO / DPPI Media / AFP7

Hay pilotos que tienen mecánicos de confianza que les acompañan durante toda su carrera deportiva. Habrá que ver hasta dónde y cómo transcurre la senda del bicampeón Álex Márquez, pero uno que lleva acompañándole ocho temporadas y que tiene pinta de hacerlo para siempre es Guille Carrillo. Quizás le conozcan mejor como el juez de billar en la última celebración de Marc Márquez en Tailandia, el que le dio el taco al campeón y el que sufrió para que metiera la bola 8 a la primera. En Sepang se quedó en el muro con el resto de mecánicos de Álex, mostrándole la pizarra a cada paso por meta, con el deseado mensaje final de World Champion 2019 de Moto2.

“Aquí he sido espectador de excepción de la brillante carrera que ha hecho Álex”, decía en un primer instante a As antes de asegurar felicísimo que “sabía que este momento llegaría, aunque ha sido duro, no lo vamos a negar. Este título ha sido un hueso muy duro de roer. No sé decir cuál ha sido el momento más difícil. Los dos primeros años fueron bastante duros, por ver que los resultados no salían y que estaba costando mucho. Iba pasando el tiempo y se lograba algún resultado, pero no acababa de ser una línea constante. Este año, sin embargo, ha sido aplastante la constancia. A mitad de temporada fue increíble, con varias victorias seguidas, y eso le dio alas para volar”.

Al preguntarle si se goza más una celebración a pie de pista, porque es un fijo en las de Márquez ya que también se disfrazó en su día de samurái, dice: “Obviamente, sufriendo con mi piloto, pero todo forma parte del circo”. Y enseguida pone por un momento la vista en 2020, temporada de la que espera que “sin presión ninguna, habrá que intentar repetir el título. Cuando te quedas en la categoría es lo que hay, ganar de nuevo o como mínimo luchar por intentarlo”. Y al preguntarle si ve un día al pequeño de los Márquez haciéndolo bien en la clase reina, cree que sin dudar que “sí, por supuesto”, y añade: “Creo que es más piloto de MotoGP. Es muy inteligente, tiene mucha sensibilidad sobre la moto y en MotoGP, por lo visto, hay que pensar mucho y uno mismo ha de gestionar la moto durante la carrera”.

Su parte de la dedicatoria va para los seres queridos que ya no están: “Yo siempre se lo dedico a la gente que se ha ido y que no ve cómo disfrutamos de esto. Yo en esta gira he tenido dos bajas, dos amigas, jóvenes las dos, y ha sido complicado llegar hasta aquí. No es fácil llevar todo esto”.

Por su parte, Joan Olivé, 'team manager' del Estrella Galicia Marc VDS y fue un piloto bueno en el Mundial de 125cc con varios podios, también mostró su alegría por el éxito de Álex. “Lo hemos conseguido, muchas gracias”, dice con una sonrisa de oreja a oreja cuando se le felicita por el logro, y añade: “Estoy muy, muy contento, porque Álex ha conseguido el objetivo que se marcaba desde principio de temporada y, evidentemente, por todo el equipo. Hemos podido darle la tranquilidad y lo que le hacía falta para conseguirlo”.

Respecto a qué momento de la temporada tuvieron claro en el box que este título sería suyo, explica que “cien por cien no lo tienes en ningún momento claro. Yo sabía que estábamos trabajando bien en la pretemporada y eso me daba una tranquilidad que intentaba transmitirle a Álex, porque el inicio de temporada no fue fácil. Teníamos todos claro que había que mantener la calma. Al final, ha sido el piloto más constante, el que más victorias ha tenido y el justo campeón del mundo”.

Y respecto a la tensa carrera, en la que por momentos se vio claro que Binder intentaba tenderle una emboscada al pequeño de los Márquez, con toque de carenados incluido en la frenada de la curva 1, Olive dice: “He tenido mis dudas durante la carrera, porque he visto la maniobra, que ha sido claro, y se han acercado los de atrás, que era lo que Binder pretendía. Pero bueno, ha habido juego limpio y no lo ha repetido. Lo ha hecho sólo una vez y ahí Álex ha demostrado lo maduro que está, porque ha sabido mantener la calma y marcar sus tiempos, que le han llevado a que no le coja Binder”.