Competición
  • Clasificación Eurocopa

RALLY DE MARRUECOS

Sanción de 70 horas a Alonso

Ese es el peaje que tuvo que pagar el asturiano para volver a la competición después de no acabar la tercera etapa por los graves daños que tenía su Toyota.

Fernando Alonso en Marruecos.
Waldo van der Waal Toyota GAZOO Racing

Podía volver a correr, pero iba a pagar un alto precio por ello. Lo único que tenía en mente Alonso cuando comprobó los graves daños que tenía su Toyota tras golpearse frontalmente contra una zanja que no estaba señalizada en la hoja de ruta de la tercera etapa era seguir sumando kilómetros en el Rally de Marruecos. Y tras una larga jornada de reparaciones en el vivac, sus mecánicos dejaron el coche listo para salir a la cuarta especial. Eso sí, no podían permitir que lo hiciera en las mismas condiciones que otros que sí acabaron el día anterior.

Y para eso está el reglamento. Siguiendo lo que dice el Mundial de Cross-Country de la FIA, penalizaron a Alonso con nada más y nada menos que 70 horas, asegurándose así de que podía seguir corriendo pero sin ninguna opción de disputar la competición. Esto es lo que dice la norma que dicta el castigo: "Un coche que se ve forzado a retirarse durante un tramo cronometrado después de haber validado el primer punto de control, alcanzando o no el final de esa sección antes de su cierre, recibirá una penalización fija de 70 horas".

Al menos, Alonso y Coma pudieron utilizar una ventaja que tienen los coches de la máxima categoría, la de la FIA, que es la de reposicionarse en la salida para empezar la etapa antes que otros coches más lentos. Ten Brinke, compañero del asturiano que sufrió la misma suerte el día anterior, hizo exactamente lo mismo. Así salió Fernando a la cuarta etapa del día, sabiendo que ya no está en Marruecos para competir por tiempos sino por kilómetros, esos que quiere acumular cuantos más mejor para decidir con garantías si hacer o no el próximo Dakar.