Competición
  • Clasificación Eurocopa

MOTOGP | GP DE SAN MARINO

Márquez también sabe ganar en duelo de última vuelta

Aguantó toda la carrera a rueda de Quartararo y le superó en la última vuelta en una batalla con tres pasadas entre ambos, para dispararse a 93 puntos de distancia.

Marc Márquez silenció una vez más las gradas del circuito Marco Simoncelli de Misano, territorio comanche para él, más si cabe en en esta ocasión tras el lance de ayer con Rossi en el final de la Q2. Valentino y él son tal para cual, pero a día de hoy es el español el mejor del mundo y aspira a serlo también de la historia, demostrando además en este GP de San Marino que él también sabe ganar en duelo de última vuelta. Puede dar fe de ello Quartararo, su víctima tras una gran carrera en la que debió conformarse con la segunda plaza.

El francés ganará antes o después su próxima carrera, pero aún le toca esperar. Es sólo un novato, pero qué novato, y se atrevió a jugársela de tú a tú con el vigente campeón, el mismo que lo será de nuevo en breve. Y es que con este triunfo del ilerdense y el sexto puesto de Dovizioso son ya 93 puntos los que tiene al frente de la general, con lo que será muy factible que el próximo domingo, en Alcañiz, se fabrique ya una bola de campeonato para Tailandia.

Contó después el del Repsol Honda, nada más bajarse de la moto, que sabía que no hacía falta ganar rodando Dovizioso tan atrás, pero que lo sucedido con Rossi en esa Q2, más el posterior reclamo de Dirección de Carrera, le dio la motivación extra necesaria para intentar ganar. Con o sin ese incentivo, el pupilo de Alzamora seguro que lo hubiera intentado igualmente, porque va en su ADN.

En esta ocasión estuvo casi toda la carrera a rueda de Quartararo. El galo superó a Maverick en la tercera vuelta y el ilerdense hizo lo propio con el gerundense en la siguiente. A partir de ahí, el oficial de Yamaha perdió comba con el dúo de cabeza y cruzó la meta a 1.6 de ellos, parecido a lo que le sucedió en Silverstone. Márquez, por su parte, se desquitó de las dos últimas derrotas en la última curva de la última vuelta, superando al satélite Yamaha en duelo de última vuelta. Le superó una primera vez nada más cruzar la meta, pero Fabio le devolvió el ataque con un gran interior de derechas. La pasada definitiva llegó en la ocho, con un interiorazo de izquierdas, y luego supo cerrarle la puerta a su rival. El momento más delicado llegó en la 14, donde Quartararo tuvo que tirar de frenos para no impactar con un Máraquez que sumaba así su séptima victoria del año, la sexta en este circuito contando todas las categorías y la número 77 en total. Con esa cifra supera a Hailwood y ya va a por Ángel Nieto, que es tercero en este apartado por detrás de Giacomo Agostini (122) y Valentino Rossi (115). Además, también supera con 89 el número de podios de Agostini en la clase reina. Es decir, que tiene números de leyenda con sólo 26 años y así es normal que nada le importasen los pitos que recibió en lo alto del podio de Misano, como es costumbre. Él estaba felicísimo, señalando a los suyos con los manos que había vuelto a ganar aquí, en territorio comanche.

Fuera de las plazas de podio, Rossi le ganó a Morbidelli una bonita pelea por la cuarta plaza y completaron el top ten el citado Dovizioso, Pol, Mir, Miller y Petrucci. Rabat fue decimotercero y Lorenzo decimocuarto, a 47 segundos del ganador. No acabaron por caída Nakagami, Oliveira, Bagnaia, Rins y Crutchlow.

Y un último apunte, la victoria de Márquez sobre Quartararo supone retrasar el futuro, porque él sabe que el italiano está llamado a pelear muchas veces con él. Así, su primera victoria aún debe esperar. A ver si la consigue con sus 20 añitos o ha de esperar a tener ya 21, el año que viene