Competición
  • Premier League
  • Serie A
Premier League
Serie A

FÓRMULA E | EPRIX NUEVA YORK

La FE ya tiene un supercampeón: Vergne, primero en repetir título

El francés se volvió a coronar en Nueva York al acabar 7º con Evans y Di Grassi chocando en la vuelta final. La última victoria de la temporada, para Frijns.

Formula E Coche Formula E

Con la Estatua de la Libertad como testigo a un lado y el One World Trade Center al otro. Qué mejor escenario para vivir algo tan grande como ser campeón. Si hacerlo una vez tiene que ser inolvidable, repetirlo ya debe ser algo mágico. Pregúntenle a Vergne. Solo cinco años de vida de la Fórmula E y ya tiene un doble campeón. Aunque pasó un infierno el sábado, los números seguían a su lado y esta vez no permitió errores. El francés levantó su segundo título siendo séptimo en Nueva York.

Era la última jugada, todos con las cartas boca arriba y ninguno tenía una mano como la de Vergne. Si Di Grassi y Evans no ganaban no tenían nada que hacer. Ir al ataque era lo único que les quedaba, pero los demás también querían acabar con buen sabor de boca. Con esas premisas, la salida no resultó tan caótica como la del sábado, aunque eso no quiere decir que fuese limpia… Lotterer se llevó por delante a ‘Pechito’ y en la tercera vuelta uno se retiraba y otro se quedaba tirado. Safety Car.

Por entonces, ya se vio la táctica de Vergne: marcar de cerca a Di Grassi. Si Lucas adelantaba a Mortara, él también, que lo repetía con Paffett, él igual. Por delante, Sims cogía cierto margen en el liderato gracias a una lucha entre Frijns y un Buemi ya fuera de la contienda (necesitaba los tres puntos de la pole y no los logró) y Evans era incapaz de mejorar su octavo. El tiempo corría a favor de Vergne, que tenía a la vista a Di Grassi y al de Jaguar.

Con el tren de contendientes bajo control, Frijns metió un hachazo a Sims en la primera curva para ser líder hasta la bandera de cuadros y Buemi les acompañó en el podio cerrando un final de curso espectacular. En la última vuelta, la impotencia pudo con Di Grassi y se llevó puesto a Evans cuando eran 6º y 7º. Daba igual, el resultado iba a ser el mismo. El año inolvidable de los nueve ganadores distintos acabó con DS Techeetah como el mejor equipo y JEV, bicampeón.