Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • Premier League
  • Bundesliga
  • Copa Libertadores
  • Liga Portuguesa
LaLiga Santander
LaLiga SmartBank
Premier League
Bundesliga
Copa Libertadores
Liga Portuguesa

TOTO WOLFF

Mercedes critica las tesis para volver a los Pirelli de 2018

Toto Wolff reprocha, con cierta ironía, los argumentos que expusieron Ferrari y Red Bull para volver a los Pirelli del año pasado.

"Dijeron que los neumáticos son peligrosos porque Gasly no puede calentarlos"
Lars Baron Getty Images

Es, sin lugar a dudas, la gran controversia que rodea al Mundial de Fórmula 1 2019: los neumáticos. A diferencia del año pasado, las gomas concebidas por Pirelli para esta temporada son ligeramente algo más duras, característica que está provocando muchos quebraderos de cabeza a los ingenieros, ya que muy pocos son los monoplazas que logran alcanzar su ventana óptima de rendimiento cada prueba.

Una dificultad que impulsó, por iniciativa de Red Bull y Ferrari, una reunión de las diez escuderías en el Gran Premio de Austria 2019 para litigar y votar un regreso a los compuestos de 2018 a partir del Gran Premio de Bélgica 2019, petición que fue rechazada por Mercedes, Racing Point, Williams, Renault y McLaren.

Preguntado por esta asamblea, Toto Wolff recuerda, con cierto tono irónico, que uno de los principales argumentos que se expusieron en el Red Bull Ring fue que Pierre Gasly no puede calentar los neumáticos: "Debería haber escuchado las discusiones que tuvieron lugar en esa reunión. ¡He oído que los neumáticos actuales son peligrosos! ¿Y por qué son peligrosos? Porque Gasly no puede calentarlos. Pirelli y la FIA han confirmado que los neumáticos que utilizamos no tienen nada malo y que, sobre todo, no son peligrosos. Son neumáticos más robustos que los que usamos en 2018, así que no creo que hubiera tenido sentido colocar los neumáticos del año pasado en los coches actuales sin hacer pruebas. Hubiera sido un riesgo, pero hubo quienes preferirían arriesgarse en lugar de confirmar la situación actual. Esta no es una manera de pensar, considerando que la Fórmula 1 es el pináculo de las carreras automovilísticas. Todos queremos el mejor espectáculo posible".

Así mismo, Wolff confirma en una entrevista en 'Motorsport' que estuvieron realmente preocupados en la segunda semana de pretemporada porque padecieron problemas de correlación de datos: "Sí, estaba preocupado, pero no tanto en la primera semana. Vimos una impresionante Ferrari, su coche se veía muy bien, pero sabíamos que en la segunda semana habría un paquete que cambiaría nuestro monoplaza. La preocupación surgió cuando comenzamos las pruebas con el W10 actualizado y los valores no estaban correlacionados durante los dos primeros días. Luego, en el tercer día, las cosas comenzaron a ir en la dirección correcta, y en el cuarto día igualamos los tiempos de Ferrari".